José Cavero – Otro pueblo opta al Almacén de Residuos Nucleares.


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Aunque la noticia ha pasado inadvertida, se ha sabido ahora que un tercer pueblo, junto con Ascó, en Tarragona, y Yebra, en Guadalajara, ha sumado su candidatura para convertirse en sede del futuro Almacén Temporal de Residuos Nucleares. Se trata del municipio conquense de Villar de Cañas, gobernado por el PP. Como los dos más conocidos, este municipio de Cuenca también se ha postulado como candidato a albergar ese controvertido Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, después de que el pleno municipal del ayuntamiento aprobara por unanimidad, el pasado viernes, presentar esta candidatura.

Fuentes municipales han informado que el acuerdo se adoptó en pleno con los votos a favor de los cuatro ediles del PP y los tres concejales independientes, y el acta se registrará al mediodía de este miércoles en la Subdelegación del Gobierno en Cuenca. El municipio, gobernado por el «popular» José María Saiz Lozano, con mayoría absoluta, no tiene ediles socialistas. Esta localidad se encuentra situada a camino entre la Serranía y la Mancha conquense, a unos ocho kilómetros de la autovía A-3 que une Madrid-Valencia. Su población es de unos 450 habitantes.

Se trata, por consiguiente, del segundo pueblo manchego que opta a la ubicación del también llamado «cementerio nuclear». No se sabe si el presidente de Castilla la Mancha, José María Barreda, mostrará su desacuerdo con esta candidatura al igual que lo hizo con la de Yebra, por entender que su región ya hecho una suficiente contribución para centrales nucleares y otras instalaciones presuntamente de riesgo y de utilización nacional. Barreda manifestaba su opinión favorable a cualquier localización en la autonomía que preside, como «militante antinuclear». Incluso ha argumentado que no es preciso determinar esa candidatura, y que bien podrían seguirse enviando los residuos a algún país vecino…

De esta forma, son dos los ayuntamientos de Castilla-La Mancha, Yebra y Villar de Cañas, los que se postulan como candidatos a albergar el cementerio nuclear, después de que Yebra, en Guadalajara, aprobara su candidatura en un pleno la semana pasada. A estas dos candidaturas oficiales se suma la de Ascó (Tarragona) cuyo Consistorio municipal aprobó ayer esta posibilidad. Villas de Cañas tiene una ventaja sobre sus competidoras: el acuerdo fue alcanzado por unanimidad de sus concejales, todos del PP e independientes. Sin duda, los beneficios económicos a los que se haría acreedor han estimulado a la población y a sus representantes a inclinarse por presentar su candidatura. En Google se presenta Villar de Cañas como «una bonita localidad conquense», y en una crónica de mediados del siglo XVIII se hablaba ya de sus 300 habitantes. Han crecido poco en estos últimos dos siglos. Y se describía el lugar como preferentemente de secano, con algunas vides y algún olivo…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído