José Cavero – España terminó 2009 en recesión.


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Hasta el último momento, ya en vísperas del momento en que el Instituto de Estadística debiera divulgar el dato del PIB correspondiente al cuarto trimestre de 2009, se mantuvo la esperanza de que la previsión del Banco de España, del menos una décima, cambiara de signo, y se pudiera hablar de fin de la recesión. Pero no, no ha sido así, y la vicepresidenta Elena Salgado, como nos había anunciado, ha ganado varias apuestas que había hecho sobre ese mal signo final del último trimestre de 2009: -0,1 por 100 de PIB. Dicho de otro modo, España no salió de la recesión en el cuarto trimestre de 2009, al haber registrado un descenso intertrimestral del PIB del 0,1 por ciento y, por consiguiente, una contracción interanual del 3,1, por lo que la caída global del año fue del 3,6, según el avance de la Contabilidad Nacional hecho público este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De manera que, con este dato, que confirma la cifra que el Banco de España anunció hace una semana, España se queda como la única economía entre las grandes en recesión. Por lo menos, hay que repetir, hasta el final de 2009, porque otra cosa es suponer lo que haya podido suceder en el mes y medio siguiente… En efecto, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha destacado que se ha producido una «clarísima desaceleración» en el ritmo de caída y que, pese a que «no es un mal resultado, aunque hubiera sido mejor en positivo», la contracción del 3,6 por ciento anual es «bastante mejor que la producida en otros países que ya han empezado a salir de la recesión». Además, Salgado ha descartado por completo «un riesgo de recaída».

Ayer mismo, el presidente Zapatero había insistido en que «España está prácticamente a punto de dejar la recesión. Y en esa misma línea argumental, Salgado ha insistido en que los próximos trimestres ya serán positivos, que la economía está en un punto de inflexión y que va a comenzar a crecer, y que esto «va a suceder dentro de poco» en base a los datos sobre exportaciones, que siguen yendo bien, a que la caída del consumo se modera, que las ventas de las grandes superficies empiezan a mejorar y que el sector del automóvil está en franca recuperación. ¿Todos son ya brotes verdes? Habrá que esperar a que el INE publique el dato del primer trimestre de 2010, a principios de mayo, para afirmar, tal y como prevé el Gobierno, que el país ha dejado atrás la recesión o crecimiento negativo del Producto Interior Bruto, o índice de bienestar de la nación.

Con todo, nos ha quedado un dato incómodo y lacerante, por cuanto España ha quedado como la única economía del G-20 (el club de países ricos y emergentes que coordina los esfuerzos contra la crisis) en recesión. Tampoco en la comparación de la OCDE (que integra a una treintena de países industrializados) sale nuestro país bien parado. Comparte el furgón de cola de la recuperación con Grecia, Islandia y Hungría, países que siguen en recesión aunque no han hecho público aún el dato del cuarto trimestre.

En cuanto a las cifras de Estadística, suponen una cierta moderación respecto a las del trimestre anterior, cuando el PIB cayó un 0,3 por ciento en tasa intertrimestral y un 4 por ciento en tasa interanual. También han servido para comprobar la certeza de las previsiones del Gobierno, que estimaba que la economía española no saldría de la recesión en 2009 y que el PIB registraría una caída global del 3,6 por ciento en el conjunto del año, la mayor caída de la actividad de las últimas décadas. El INE ha destacado que, por segundo trimestre consecutivo, la actividad económica global «atenuó su contracción» gracias a una contribución menos negativa de la demanda nacional y a la aportación positiva del sector exterior.

Por poco, por la mínima, pero lamentablemente aún seguimos en recesión. O seguíamos, hace mes y medio…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído