José Cavero – Rajoy y Zapatero se enfrentan por Cuba y Venezuela


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

La sesión de control al Gobierno, desarrollada este miércoles en el Congreso, volvió a tener un «cara a cara» entre el jefe del gobierno y el principal dirigente de la Oposición, Zapatero y Rajoy respectivamente. En esta ocasión los enfrentó la política exterior hacia Cuba y Venezuela, que el PP entiende que es excesivamente amable y condescendiente con dos regímenes que violan los derechos humanos -como en el caso del disidente cubano Zapata -e incluso atentan con la seguridad interna española- como con la connivencia y colaboración de ETA con las Farc para preparar atentados contra autoridades colombianas en España. En el curso del debate, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha pedido a José Luis Rodríguez Zapatero que tome medidas contra Cuba y Venezuela, mientras el presidente del Gobierno ha reclamado al principal partido de la oposición apoyo a la política exterior y una posición «constructiva».

En concreto, Rajoy pidió que el Congreso exija a Cuba la liberación de los presos de conciencia, que no se modifique la posición de la UE ante el régimen de los Castro, que se permita a la Cruz Roja Internacional que visite las cárceles cubanas y que se invite a los disidentes a la fiesta nacional del 12 de octubre en la embajada española de La Habana. Rajoy, reclamó al presidente del Gobierno que invite a una representación de los disidentes cubanos a la celebración de la próxima Fiesta Nacional como medida de apoyo a este colectivo frente al régimen castrista. Rajoy utilizó su turno de pregunta para criticar con severidad al Gobierno por su política exterior tanto en relación con Cuba, tras la muerte del preso Orlando Zapata, como con Venezuela, tras el auto de la Audiencia Nacional que apuntaba indicios de colaboración del Gobierno de Chávez con ETA. Sobre Venezuela, Rajoy reiteró las dos peticiones que lleva realizando desde hace días: que el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, comparezca en el Congreso para explicar lo ocurrido, y que se cite al embajador venezolano en Madrid para exigirle explicaciones. Rajoy aseguró que el Gobierno ha sido débil ante Hugo Chávez tras la polémica por el auto del juez Eloy Velasco que vinculaba al ejecutivo centroamericano con ETA. Por eso, le ha exigido que se convoque al embajador venezolano para entregarle una nota verbal con la protesta por las acusaciones de Chávez y su ministro de exteriores contra el juez y el ex presidente del Gobierno, José María Aznar. Para Rajoy, la actuación del Gobierno ha sido «confusa y contradictoria». «Puede pedir usted todo lo que quiera, pero antes de pedir la modificación de una política de Estado hay que compartir y hay que escuchar», le replicó Zapatero en su respuesta, en la que ha pedido a Rajoy que mantenga sobre estos asuntos una postura «constructiva» y «razonable». Zapatero ha defendido su política para debilitar a ETA en el exterior, y ha vuelto a lamentar la actuación de Venezuela.

Como se ha podido comprobar, no hubo ni la menor demostración de aproximación de posiciones entre gobierno y Oposición, por lo que cabe suponer que ambas partes mantendrán las posiciones encontradas que ahora tienen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído