Cayetano González – Francia y ETA.


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

En diversas ocasiones, miembros de la banda terrorista ETA han reconocido en sus declaraciones policiales tras ser detenidos que si Francia quisiera hace mucho tiempo que hubiera acabado con ellos en cuarenta y ocho horas. Aparentemente, esta confesión de parte parece dejar en muy mal lugar a las autoridades políticas y policiales de nuestro país vecino y algo de verdad hay en ello, porque la realidad es que sólo desde mitad de la década de los años 80 -cuando Felipe González mantuvo un encuentro muy tenso pero también muy claro en las Landas con Francois Mitterrand- la actitud de desidia de Francia en la lucha contra ETA cambió y se tornó en más colaboradora.

Por eso, ETA, que está integrada por personas que son unos criminales compulsivos y paranoicos, pero que no son excesivamente tontos, nunca había atentado mortalmente en suelo francés contra miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de ese país. Por eso, la muerte el pasado martes de un gendarme en las cercanías de París durante un tiroteo con miembros de un comando etarra constituye el mayor error que ha podido cometer la banda terrorista. Quizás haya firmado su sentencia de muerte. Que se prepare ETA. Buenos son los franceses y bueno es su actual presidente, Nicolás Sarkozy, que antes de llegar a El Eliseo fue ministro del Interior y conoce bien el daño que ha hecho ETA a España. Van a ir a por ellos y no van a parar hasta detener a los autores del atentado que acabó con la vida del gendarme Jean Serge Nérin.

Desde ese punto de vista, lamentando mucho el alto coste que ha pagado la policía francesa, el atentado del pasado martes va a reforzar la cooperación y, sobre todo, la implicación de las autoridades políticas y de las fuerzas policiales francesas para intentar desterrar físicamente de su suelo a los terroristas de ETA. No es que no hayan hecho nada hasta ahora. Más bien, y ya es bastante, han dejado hacer a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad españoles. Todo el mundo sabe que la mayor parte, por no decir todas las operaciones policiales que se han llevado a cabo en Francia contra ETA se han debido al trabajo paciente, perseverante, de vigilancia, de seguimiento, de información, por parte de la Guardia Civil o del Cuerpo Nacional de Policía. Esto es así desde hace muchos años, y los frutos ahí están, a la vista de todos. Desde la detención de la cúpula de ETA en Bidart en 1992 hasta hoy, han sido continuos los golpes policiales a la banda terrorista en suelo francés.

ETA se encuentra en fase terminal, aunque eso no signifique que no pueda seguir causando daño, destrucción y muerte. De hecho, lo están intentando. Habrá que seguir confiando en el trabajo eficaz de nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y también, ahora, en la rabia nada contenida de un país como Francia que no va a tolerar que una banda de asesinos campe durante mucho más tiempo a sus anchas por suelo francés y que encima mate impunemente a sus conciudadanos. Aunque tarde, bienvenidos a esa lucha que los españoles mantenemos desde hace más de cuarenta años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído