Consuelo Sánchez-Vicente – De «fantasía» nada


MADRID, 21 (OTR/PRESS)

Nuevo comunicado-burla de ETA, burla de la democracia y a la inteligencia, que «la salida policial (al terrorismo) es una fantasía», dicen; que «como bien sabe el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, hoy como ayer, la única vía que garantiza el final de la resistencia vasca es el reconocimiento de los derechos de Euskal Herria», añaden; que la advertencia de Rubalcaba a la izquierda abertzale de que no tiene otra puerta si quieren salir del ostracismo político que elegir entre votos o bombas es «su última patraña», mienten. Mentir es su costumbre, esto no es noticia. La treguas, como ya he dicho alguna vez aquí que le he oído a la policía, solo son buenas para que llegue información de primera al Estado de los etarras presos y sus familias, que «cantan» como locos ante el temor a que ETA se olvide de ellos y tire la llave. Pero, contra el crimen, contra los criminales de ETA, la única respuesta que no acaba siendo un espejismo cruel para la buena fe de los demócratas y un escarnio de la democracia es, siempre, la ley. Solo la ley. Pero toda la ley.

Yo creo que el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, le ha respondido perfectamente a la banda, su último comunicado «no aporta absolutamente nada» porque el de verdad, el fetén, lo escribieron el martes pasado en las afueras de Paris en su lengua materna, «a tiros». Cuando mataron tan alevosamente como siempre al brigada de la policía francesa cuyos funerales se oficiaran mañana con la asistencia del presidente Zapatero en representación de la democracia española. Que la banda reproche al Gobierno en su comunicado «vender la salida policial» es la prueba de que la salida policial es el buen camino. Que señalen por su nombre a Rubalcaba con el dedo acusador, la prueba de la entrega y del acierto del actual ministro del Interior (y de que debe dejarse cuidar aun más por sus escoltas, Alfredo).

Prisión provisional para el etarra detenido en el propio lugar del crimen, Joseba Fernández Aspurz, y la policía francesa y española hombro con hombro tras el resto de matones huidos; a lamentar solo que por la rabia y las prisas por detenerlos a todos se incurriese en el error de difundir el video que al final resultó ser de cinco bomberos catalanes y no de cinco indeseables de ETA. Como ha dicho el lehendakari López, a tiros, con bombas, en democracia uno es un apestado que no va a ninguna parte. Hasta que no elija entre bombas y votos, a ninguna parte camina, junto a ETA, la izquierda abertzale.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído