José Cavero – Salgado piensa en la recuperación.


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Muchos pensaron que el relevo de Pedro Solbes en la vicepresidencia económica y ministerio de Economía y Hacienda, iba a resultar una tarea altamente difícil, tanto por el personaje en sí mismo como por las tareas que le aguardaban, en plena crisis económica. Y no mejoraron las expectativas cuanto se conoció quién era la persona elegida para suceder a Solbes: una ministra probablemente prudente, y posiblemente sin la capacidad de iniciativa y de coraje que se precisaba.

Pues bien, Elena Salgado ha cumplido ya un año en estas tareas, y la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría , lo ha «celebrado» recordándole que, posiblemente, haya sido el peor año de la historia de la economía española… Soraya y Elena se ven las caras cada miércoles en el debate de control del Gobierno, en el Congreso, y no se puede decir que «la triple A» tenga un adversario fácil, sino todo lo contrario: Elena rebate, replica y arremete con una agresividad que pocos pudieron esperar.

Otro tanto sucede con su tarea en Economía y Hacienda: pocos dudan de que, entro de las dificultades del momento, está demostrando notable capacidad y resistencia en un trance difícil, pero ante el cual ni se arruga ni se desalienta.

Ahora, Elena Salgado ha concedido su primera entrevista al diario El País tras cumplir un año en el cargo, y en ella sostiene que el Gobierno ha logrado estabilizar la situación económica, que la vuelta al crecimiento es inminente y que se volverá a crear empleo este año. La vicepresidenta ve un punto de inflexión y considera que las medidas de Zurbano y las políticas del Gobierno ya no son para hacer frente a la crisis, sino para impulsar la recuperación. Para ello, considera vital sanear las cuentas y reducir el déficit.

También dice Elena Salgado, entre muchas otras cosas: «Creemos que debe profesionalizarse la gestión de las cajas de ahorro». «En cualquier momento puede haber ataques especulativos». «Los presupuestos de los próximos años serán complicados». «Nosotros nos podemos permitir la ayuda a Grecia más que otros». «Se ha estabilizado la situación; habrá crecimiento enseguida». «Ya no es la fase de combatir la crisis, sino de aprovechar la recuperación». «Las comunidades están muy convencidas de reducir el déficit». «No se trata de abaratar el despido, sino de favorecer la contratación». «Iniciaremos la reforma de la ley de cajas después del verano». «Contra España no hay conspiración, pero sí falta de conocimiento»…

Sobre todo, posiblemente lo más notable del personaje es el aplomo que muestra y esa virtud, ya señalada, de la resistencia física y moral ante los embates de un tiempo dificilísimo. Y no es menor virtud en este tiempo mantener, o tratar de mantener, una cierta moral para no hundirse en el pesimismo y en las críticas opositoras. Una y otra vez, Elena Salgado se ve en la necesidad de rebatir al PP cuyas dos críticas más repetidas son: que se gasta demasiado dinero público, o que se ha decidido subir dos puestos el IVA desde julio.

¿Esa es toda la alternativa económica de Rajoy, Montoro y Cospedal? Porque ya se vieron forzados a callarse sobre los propósitos iniciales del Gobierno alemán, revelados imposibles de cumplir, de rebajar impuestos. Bien es cierto que aún queda la grandísima tarea pendiente: instalarse ene. crecimiento y el crecimiento de empleo sostenido y capaz de reducir el número de parados. Pero, cuando menos, puede mostrarse satisfecha de haber estabilizado la situación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído