Julia Navarro – Escaño Cero – El mutis de Bárcenas.


MADRID, 19 (OTR/PRESS)

Luis Bárcenas abandona su escaño de senador y dice marcharse dolido, mientras que en el PP suspiran aliviados. Se han quitado un peso de encima. En realidad, Bárcenas se había convertido en un lastre para el PP, e incluso algunos de sus dirigentes más destacados, como Alberto Nuñez Feijoo, venían reiterando la necesidad de que el ex tesorero del partido se convirtiera en un particular. Si Bárcenas hubiera tomado antes la decisión de dejar su escaño en el Senado y de desaparecer discretamente de la escena política, seguramente se habría hecho un favor a sí mismo además de a Mariano Rajoy.

Lo cierto es que Rajoy no podía seguir dando la cara por Bárcenas en vista de las revelaciones del sumario judicial. La pregunta que estaba en boca de todos era que «as» se guardaba Bárcenas en la manga que pudiera perjudicar a Rajoy ya que éste parecía empecinado en defenderle a capa y espada. Lo cierto es que Mariano Rajoy no tiene más remedio que ir soltando lastre según se acercan las elecciones. Jaume Matas fue el primero, Luis Bárcenas es el segundo y Francisco Camps podría ser el tercero, por más que éste se empeñe en aferrarse al cargo.

Claro que en el caso de Camps lo sorprendente es que las encuestas en el País Valenciano no reflejan una pérdida electoral del PP, lo cual es para sorprenderse. ¿Es posible que a los ciudadanos de la Comunidad Valenciana no les produzca sonrojo esas conversaciones de Camps con sus «amiguitos del alma»? ¿Tampoco le dan importancia a ese trasiego de trajes y de sastres? ¿Pueden ignorar que la trama Gürtel pasa por su Comunidad?

En los aledaños del PP aseguran que Camps ya está limpio de polvo y paja, que su «caso» ha quedado en nada, que nadie en el partido cree que deba dimitir y mucho menos no ser candidato en las próximas elecciones autonómicas. Sinceramente, me sorprende que sea así. Aunque sólo fuera por una cuestión estética (ya saben que la estética y la ética siempre van unidas) el PP debería de presentar un candidato nuevo a la presidencia del País Valenciano, alguien que pudiera partir de cero.

Pero volviendo al caso Bárcenas, ahora, al dejar de ser aforado, Bárcenas responderá ante los tribunales como un ciudadano de a pie, ni más ni menos. Mientras, en su partido, ya digo, que sonríen aliviados. Un problema menos que torear.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído