Andrés Aberasturi – Garzón: dos pronósticos y una duda.


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Seguramente la psicología social -o algo así- tiene una explicación científica para este tipo de cosas, pero no es fácil entenderlas desde la fría reflexión. Me viene a la memoria la interminable cola que -debidamente jaleada por los medios de la época- esperaba turno para ver el cadáver de Franco. Y cuanto más larga era la cola y más se advertía de las interminables horas que se podría pasar uno allí, más y más gente iba. Pero si esto ya resulta por lo menos curioso, qué pensar cuando muere Tierno Galván y se repite el fenómeno de la cola nocturna. ¿Y qué pasa cuando muere Don Juan? Otra vez larguísimas colas ¿Qué extraño mecanismo psicológico lleva a la gente a estas masivas demostraciones no se sabe muy bien de qué y que se alimentan de si mismas?

No pretendo hacer comparaciones, pero algo así está sucediendo con el llamado «caso Garzón»: se crea una dinámica que genera protesta tras protesta cuando no sólo no se ha abierto aun un juicio oral sino que el magistrado sigue trabajando en su puesto pendiente, como es lógico, de que un tribunal decida si en lo referente a la fosas, hubo o no hubo prevaricación. Personalmente estoy seguro que no la hubo, pero entiendo que si hay suficientes fundamentos legales en las acusaciones para que el caso se enjuicie, la obligación de todos es dejar que Garzón se explique y se defienda y que el tribunal sentencie. Y ya está. Llegar a donde hemos llegado espoleados por unos y por otros, entiendo que es un despropósito y lo mejor, en una democracia, es lo que ha hecho IU: proponer que la Ley de Amnistía se revise dónde se aprobó y a ver qué sale de ahí. Perderán la votación y todo seguirá como hasta ahora, pero ese es el cauce en un estado de derecho y el resto es política y sacar los pies del tiesto como política, y nada más que política, fue la demanda de Falange y Manos Limpias contra el magistrado; pero esa es la grandeza y la miseria de la democracia.

El problema no va a ser este; del asunto de la memoria histórica, ya lo verán, Garzón saldrá limpio porque -insisto- más que prevaricar, que es algo muy serio, lo que ocurrió es que el súper-juez se vino arriba, se creyó realmente lo de «súper» y se pasó de frenada y poco más. Peor va a ser lo de sus clases en EEUU y el Santander. ¿Saldrán entonces las mismas voces a defenderle? No saldrán y es muy probable que el juez de la Audiencia vuelva a salir limpio aunque esta vez porque no se va a poder demostrar nada. Lo más grave, para mí, es el tema de las escuchas en el caso Gürtel. Ahí lo que se va a debatir es el fundamento del sistema mismo y los limites de la libertad. Ahí no está Falange sino el Colegio de Abogados, pero como el telón de fondo salpica en plena cara al PP, también habrá ruido mediático. Para lo que pueda salir de tercer caso Garzón no tengo pronóstico pero si el deseo de que la libertad de todos se garantice una vez más.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído