José Cavero – Más consideraciones sobre el 29-S.


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Siguen, y cabe suponer que seguirán bastante tiempo más, las consideraciones y reflexiones, para todos los gustos, que merece el seguimiento de la huelga del miércoles. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se han emplazado para dialogar sobre la futura reforma de las pensiones y del modelo productivo español, aunque han mantenido las discrepancias sobre la reforma laboral que provocó la convocatoria. Por su parte, el Partido Popular ha calificado la protesta de «fracaso» del Ejecutivo y de los sindicatos y ha pedido, una vez más, la convocatoria de elecciones anticipadas. Méndez y De la Vega han coincidido en la Cadena Ser, y aunque han aparecido discrepancias en la conversación, al hablar sobre las pensiones, sin embargo, la vicepresidenta aseguró que hay espacio para el diálogo y para llegar a un acuerdo en un tema que es fundamental para la sociedad. El secretario general de UGT, por su parte, ha insistido en que el problema no es la edad de jubilación, sino el paro juvenil y las diferencias salariales entre hombres y mujeres y entre España y otros países europeos.

Durante el tiempo que han estado juntos ambos obviaron la huelga, aunque Méndez la ha calificado con un «notable alto» al asegurar que fue secundada por 10 millones de personas pero, sobre todo, porque ha logrado «centrar la atención de la opinión pública en las consecuencias de la política laboral del Gobierno, como la reforma laboral o de las pensiones». «La sociedad está sobre aviso y va a estar muy pendiente», ha remachado. Méndez ha rechazado, además, la intención del Ejecutivo de pactar los reglamentos de la reforma con los sindicatos. Por su parte, la vicepresidente ha recordado que sindicatos y patronal negociaron la reforma laboral durante dos años sin lograr un acuerdo, por lo que el Gobierno planteó la suya. Sin embargo, De la Vega ha lanzado un guiño a quienes ayer secundaron la convocatoria al reconocer la «incertidumbre, la preocupación y el descontento» que demostraron. «Debemos tratar de entender y de atender» sus reivindicaciones, ha concluido. El mensaje del Gobierno ha coincidido plenamente con el del PSOE. Su portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, ha asegurado en TVE que no se modificará la reforma laboral. «Ahora es ley y ayudará a crear empleo de una manera decisiva», ha dicho.

El PP, por su parte, ha utilizado la huelga de ayer para arremeter tanto contra los convocantes como contra el objetivo de la convocatoria. «Ha sido un fracaso del Gobierno y de los sindicatos», ha declarado su vicesecretario de comunicación, Esteban González Pons. En su opinión, «el Gobierno quedó en evidencia porque la huelga se la hizo quien ha colaborado en la política económica de los últimos dos años», en referencia a los sindicatos, de quienes dijo que son «corresponsables de la crisis económica y del paro». El PP cree que «los españoles pasaron de la huelga general» igual que «pasarán» del PSOE en las próximas elecciones generales, cuyo adelanto han vuelto a pedir. El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha valorado la huelga general del 29-s como «un fracaso de los sindicatos» y también como «un fracaso del Gobierno» que, según ha sentenciado, «acaba pagando el conjunto de los españoles». Rajoy ha afirmado que «el proyecto político y la estrategia de este Gobierno ha fallecido» y ha asegurado que «a esta legislatura le sobra un año». Recordó también la rebaja efectuada por Moodys en la calificación de la deuda soberana española. La agencia de medición de riesgos justifica su valoración en la lenta recuperación de la economía nacional y en la debilidad de las perspectivas de crecimiento. En este sentido, el líder del principal partido de la oposición ha afirmado que «España necesita una inyección en vena de confianza y es evidente que este Gobierno es incapaz de generarla».

Por su parte, Sáenz de Santamaría ha reincidido en el reclamo de un adelanto electoral porque «los españoles tienen que decidir y deben hacerlo cuanto antes». Según ha dicho, «No pueden permitirse estar más meses en esta situación». «Estamos en tiempo de descuento», aseguró Sobre la huelga general, destacó que España dio el 29-S la «imagen de lo que es un país serio» y «consciente de la situación», y ha destacado que no se puede convocar a la sociedad «para destruir sino para construir».

En cuanto al resto de partidos del Congreso solo ICV ha hecho una valoración de la huelga del miércoles. Su diputado, Joan Herrera, ha ofrecido su apoyo y el de Izquierda Unida para que el Gobierno de «un giro a la izquierda» tras asegurar que si Zapatero no rectifica «demostraría la misma sensibilidad que el Gobierno de Aznar pero menos conciencia democrática».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído