Julia Navarro – Escaño Cero – Objetivo: salvar a Zapatero.


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Los pasillos del Congreso constituyen un lugar privilegiado para sondear el estado de animo de nuestros políticos, así que nada mejor que darse un paseo, pasillo arriba, pasillo abajo, para tomar el pulso anímico a sus señorías del Grupo Socialista.

Verán, no he encontrado a ninguno, ni siquiera a los más zapateristas, que no reconozcan que el presidente ha sufrido un duro traspiés con la elección de Tomás Gómez como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Eso sí, los zapateristas añaden que ahora toca sacar al presidente del lío, que la responsabilidad recaiga en el «aparato» del PSOE, o sea en José Blanco y compañía, que sean ellos los que asuman el «marrón».

En realidad, el propio José Blanco ya ha comenzado a intentar desviar los tiros hacia él, asumiendo que el creía, con las encuestas en la mano, que Trinidad Jiménez era mejor candidata. Pero por mucho que Blanco intente asumir las consecuencias, lo cierto es que Zapatero sale cuestionado de las primarias madrileñas.

Así las cosas, les cuento lo que me cuentan algunos de los diputados socialistas. Por ejemplo, que lo van a pasar mal con el resultado de las elecciones catalanas (algunos las dan definitivamente por perdidas) y también con las municipales y autonómicas del año próximo. Creen que el electorado socialista va a canalizar en estas elecciones su frustración, su desánimo, el deseo de castigar a los socialistas porque se sienten decepcionados, pero, añaden, luego en las generales volverán a votar al PSOE.

Sí están convencidos de que el electorado de izquierdas no se va a jugar que gane la derecha, y por tanto en el 2012, aunque sea por poco, volverá a ganar el PSOE aunque el candidato sea Zapatero. Y preguntan: ¿quién si no puede ser candidato? ¿alguien ve a otro que no sea Rodríguez Zapatero?

Mal andan si no tienen un banquillo en el que se sienten tres o cuatro «figuras» capaces de convertirse en jefes de Gobierno. El caso es que aún confían en ganar las generales obviando la realidad. Ahí están las encuestas augurando que el PP les saca una ventaja de 14 puntos. Pero eso, dicen, es hoy, no hay que tenerlo en cuenta.

Otra incógnita a despejar es el futuro de Trinidad Jiménez. A la ministra le han hecho papilla. Ella se ha inmolado por lealtad a su jefe y en Ferraz parece que aún no están suficientemente satisfechos con su sacrificio y hablan de que forme tamden con Tomás Gómez.

O bien quieren quitársela de encima y terminar de achicharrarla, o bien no han sabido encajar la derrota y quieren tenerla colocada para en algún momento que sustituya a Gómez. No hay otra explicación. Ya digo que de estas cosas se habla en la familia socialista donde la consigna imperante es poner buena cara al mal tiempo amén de salvar al presidente de las críticas. Están en ello, aunque en mi opinión, con poco éxito.

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído