Pedro Calvo Hernando – Todas las bofetadas para Zapatero.


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Ya se puede ir preparando Zapatero, porque cada vez tiene menos escapatorias. Ahora, a las bofetadas recibidas por la huelga general suma las del resultado de las elecciones primarias de Madrid. Con más o menos razón, pero todos los golpes caen sobre sus espaldas, desde la izquierda hasta la extrema derecha, pasando por la práctica totalidad de los medios informativos. Hombre, algo tendrá el agua cuando la maldicen. A mí me parece que el presidente no calculó bien cuando manifestó su firme apoyo a Trinidad Jiménez para la candidatura a la comunidad de Madrid, mientras que tres años antes había apoyado firmemente a Tomás Gómez para la secretaría general del partido en la región. Ahí asomaba una incoherencia, pero todo ello no creo que sea suficiente como para crucificar a Zapatero, y menos de esta forma, sin que nadie se pare a valorar en su medida el mérito de un partido que aplica el sistema de elecciones primarias, el más democrático de los conocidos, a la selección de sus candidatos, cumpliendo el mandato del artículo 6º de la Constitución.

La última palabra no está dicha, pues me resisto a creer que la aplicación del procedimiento más democrático pueda perjudicar al partido que lo aplica y favorecer al que no lo hace, como es el caso del PP, que tiene al menos un escandalazo con la guerra de Cascos en Asturias, que es una cosa muy grave, sin que nadie le haya dedicado ni la milésima parte de atención que a las primarias madrileñas socialistas. Son situaciones manifiestamente injustas, atribuibles tal vez, como les decía el otro día, a la estrambótica estructura ideológica del panorama mediático. La otra situación fervorosamente injusta es la momentánea falta de incidencia de la corrupción oceánica y masiva que afecta al PP en los sondeos electorales. Muy posiblemente, este país algún día se arrepentirá de tamaños contrasentidos. Cuando escribo, oigo más detalles del nuevo escándalo corruptivo-urbanístico de Murcia, que completa el panorama levantino-balear, pero si la tónica sigue, tampoco eso tendrá incidencia. ¿Qué tiene que pasar para que la tenga?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído