José Cavero – CEIM espera la decisión de Manuel Pizarro.


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Hasta ahora hay tres candidatos «formales» para presidir la patronal CEOE, Joan Rosell, Jesús Banegas y Santiago Herrero. Pero nadie descarta que pueda aparecer alguno más. Al contrario, las declaraciones del presidente de la patronal madrileña, CEIM, Arturo Fernández hombre de confianza de Esperanza Aguirre, permiten deducir que podríamos estar a la espera de que ese cuarto personaje dé el paso que algunos esperan para convertirse en candidato: Se trata de Manuel Pizarro. De ese modo lo revela el propio Arturo Fernández, entrevistado en El Confidencial: «Yo tengo un tapado», asegura el presidente de la patronal madrileña, que no esconde sus preferencias para presidir la CEOE. «La opción de Madrid podría ser Manuel Pizarro si él se decide. Lo está estudiando y la semana que viene sabremos algo», aseguró el hostelero en un desayuno mantenido en la redacción de El Confidencial. ¿Y si el ex diputado popular dice no, como parece? «Estudiaremos con mucho afecto y cariño la opción de Juan Rosell, pero hablo con todos», dejó caer en referencia a la candidatura del presidente de la catalana Fomento del Trabajo.

Fernández reveló que tras la Junta Directiva celebrada el pasado miércoles, se reunió por separado con Rosell y los otros dos aspirantes de momento en liza, Santiago Herrero y Jesús Banegas, presidentes de los empresarios andaluces y las empresas tecnológicas, respectivamente. «Los tres saben cuál es mi posición», explica Fernández, que también admite haber contactado con Juan Roig, dueño de Mercadona. Este directamente rechazó ser de la partida. Eso sí, la opción de Pizarro pasaría por aparecer como un candidato de consenso, que no tuviera que pasar por un duro proceso electoral. Una posibilidad que se antoja compleja.

Describe, a continuación, el perfil y las posibilidades de cada candidato: Rosell se presenta como la alternativa más factible para recibir el respaldo de los empresarios madrileños si no cuaja la apuesta Pizarro. El presidente de la patronal catalana se ha movido rápido y ya ha buscado la complicidad de Esperanza Aguirre, cuya ascendencia sobre Fernández y CEIM es conocida. En ese escenario, no será a cambio de nada. «Todo con Madrid y por Madrid, pero nada sin Madrid», garantizó Fernández. En román paladino, los votos de CEIM sólo se conseguirán a cambio de «una posición preferente para Madrid». ¿Sería suficiente una vicepresidencia primera? El empresario calla y esboza una media sonrisa. Y es que el empresariado de la capital tiene una de las llaves para decidir el próximo 21 de diciembre quién accede a la presidencia de la patronal. No tanto por los 45 votos electorales de que dispone en la Asamblea Electoral -en la que hay 819 en disputa-, sino por su capacidad de influencia sobre otras territoriales y sectoriales. Por eso cuestiona Fernández que Rosell y Herrero puedan llegar a un acuerdo para que el presidente de los empresarios andaluces respalde la candidatura del catalán a cambio de ser su número dos. «Nada se hará sin Madrid», insiste el hostelero Fernández, dueño de 180 establecimientos que dan empleo a 3.800 personas.

No obstante, Fernández sabe que no tiene fácil canalizar el respaldo en bloque de CEIM a favor de Rosell. Cuando planteó el apoyo de la patronal madrileña al candidato catalán, hace apenas tres semanas, se encontró con división de opiniones en sus propias filas. Además, en los comicios el sufragio es secreto, directo e indelegable y, por tanto, difícilmente controlable. «En todo caso, tomaremos una decisión antes del día 25 de noviembre», zanjó, haciendo hincapié en que este tipo de resoluciones tienen que pasar por los órganos de gobierno de la patronal madrileña.

Por su parte, Herrero dejaba caer el miércoles en la Junta Directiva, justo después de anunciar que se presentará a la presidencia de la patronal, que también está abierto al consenso. A su vez, el todavía presidente, Gerardo Díaz Ferrán, recogió el guante ipso facto y alabó al presidente de la Confederación de Empresarios Andaluces (CEA) por estar dispuesto a negociar una candidatura más amplia. El ex dueño de Marsans ha sido el principal patrocinador de un imbatible tándem Rosell-Herrero, con el primero como cabeza de cartel. «Es verdad que aparentemente parece apoyar a Rosell -explica Fernández-, pero últimamente no hablo mucho con él». También desveló el presidente de CEIM que no descarta, en un futuro, aspirar él mismo a presidir la CEOE. «Pero no es el momento oportuno», afirmó tras recordar que sólo hace cinco años y medio que desempeña cargos importantes en las patronales. De momento, se esfuerza por dejar claro el peso político de su organización. «A Rosell le interesa Madrid. Somos los que le tendríamos que empujar», advierte «dejándose querer».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído