José Cavero – La irresponsabilidad del PP.


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Insisten en la dirección del PSOE y en el Gobierno en la actitud de «abierta irresponsabilidad» que dirigentes del PP vienen manteniendo en los últimos días, coincidiendo con «la crisis irlandesa», que ha culminado en el «rescate», el anuncio de elecciones anticipadas y el programa de drásticos recortes del gasto que han acompañado a las presiones de los mercados contra la actuación del gobierno de Dublín, que viene encabezando Brian Cowen. Desde el PP, lejos de solidarizarse con la política económica del país, lanza, uno tras otro, y en boca de Sáenz de Santamaría, Dolores de Cospedal, Cristóbal Montoro y González Pons avisos sobre la información mendaz que, en su opinión, estaría dando el Gobierno sobre la economía española y su solvencia. El PP arroja sombras de duda sobre la veracidad del estado de las cuentas de Zapatero, y compara la situación de Grecia y de Irlanda, países que admitieron que sus primeras informaciones sobre su situación no eran las más veraces…

De igual modo, González Pons ha afirmado que el Gobierno español ha mentido en determinadas ocasiones, y sugiere que pudiera estar haciendo eso mismo en esta situación. De igual manera, Cospedal decía de manera coincidente que no sólo hay que decir que España no es Irlanda, también hay que demostrarlo. En la misma línea de declaraciones, Sáenz de Santamaría insistía en la falta de confianza que origina el Gobierno Zapatero. Y el cuarto portavoz, Montoro, advertía que si no se hacen los deberes y acometen las reformas necesarias, España puede correr la misma suerte que Irlanda. Hasta el punto de que el portavoz socialista Marcelino Iglesias ha reclamado la actuación de Mariano Rajoy para que llame al orden a portavoces tan «disonantes» y tan escasamente solidarios con la necesidad de «hacer piña» para evitar los embates de especuladores y mercados.

Por si faltaba alguien, se ha sumado a las actitudes expresadas por los «cuatro portavoces del PP» -la secretaria general, la portavoz en el Congreso, el portavoz del partido y el portavoz económico, todos a una y de manera coincidente en sus mensajes- el ex presidente Aznar, quien también ha reclamado elecciones anticipadas «ante el final agónico de un ciclo político agotado a un coste muy alto», ha dicho, argumentando justamente lo mismo: que la situación de fragilidad y precariedad no aguanta más, y que es preciso empezar una etapa nueva, con gobierno nuevo, que supone que será del PP. ¿Es razonable el comportamiento del PP?

A los socialistas del Gobierno les parece de una extraordinaria irresponsabilidad, y reiteran que no se contempla otra cosa, en las actitudes de sus líderes, que el deseo de que España se sitúe en la «lista negra» de países europeos con severos problemas, así como impaciencia por regresar a la Moncloa, cuanto antes y al precio que sea, aunque éste sea un nuevo plan de ajuste más severo. En cuanto a Mariano Rajoy, tampoco deja de sorprender su actitud pasiva y de silencio. No dice nada, pero se supone que es perfectamente consciente de lo que está sucediendo entre los suyos, y prefiere consentir y callar, o tal vez está dirigiendo la estrategia de sus peones, los cuatro portavoces, alineados con el ex presidente Aznar. No es improbable que en los mítines de final de campaña en Cataluña, Rajoy y Zapatero hagan referencias, en los próximos días, a estas actuaciones de los correspondientes partidos y del contrario.

El pulso, entre tanto, prosigue. Y frente a los deberes que se esfuerza en hacer el Gobierno, el PP vocifera y estimula a los especuladores y los «mercados adversos». Insólita actuación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído