Victoria Lafora – Se acabó la juerga.


MADRID, 1 (OTR/PRESS)

La impenitente imagen de la puerta del Sol de Madrid, abarrotada de gente con sus gorritos, sus mascaras y su confeti, como queriendo llevar a cabo un monumental sortilegio contra la crisis, deja paso a la resaca.

Se ha acabado la juerga y comienza un nuevo año, duro, con mal pronóstico en el terreno económico y enredados en lo mismo en el político. No hay buenos augurios para los parados. Es más, los que han agotado la prestación, van a perder el subsidio de los cuatrocientos euros porque la guadaña del recorte les ha alcanzado también. Aquí no se salva ni Dios.

Por si fuera poco fácil enfrentar la cuesta de enero, este año habrá que escalarla con la subida de la luz. Tenemos el consuelo de la frase frívola del ministro Sebastián, tan dado a los gestos vacuos , de que solo va a suponer el precio de un café. Por si acaso, ahorren; no vaya a ser que tengan que quitar la bombilla que demagógicamente les regalo el mismo ministro para seguir recortando gastos.

Menos mal que Zapatero ha aclarado que lo de trabajar hasta los sesenta y siete años no va a entrar en vigor hasta 2027, porque parece difícil que los mas de cuatro millones de parados consigan un puesto de trabajo que, además, les garantice la estabilidad en el empleo hasta tan provecta edad.

También puede que se acaben las tímidas alegrías por el incremento de la tasa de natalidad, porque se acabó el cheque- bebe con fecha de ayer mismo y ya se sabe que los niños de ahora no traen un pan bajo el brazo. Traen dificultades a sus mamas para compatibilizar vida laboral y maternidad por la escandalosa falta de plazas en las guarderías públicas.

Con este panorama, dentro de unos meses, los ciudadanos están citados a las urnas. El PP se frota las manos. Cuanto peor le valla al país mejor les irá a ellos. Va a ser la primera gran victoria de los suyos con la que abrir definitivamente el camino de Rajoy hacia la Moncloa. Los estrategas de Génova sueñan incluso con un empeoramiento de la situación que aboque a Zapatero a una convocatoria anticipada de elecciones generales.

En su última y única rueda de prensa del año Rajoy se permitió mostrarse generoso. Dijo estar dispuesto a llegar a acuerdos en este último año de penitencia de los socialistas en el poder. Es difícil creerle con lo bien que le está resultando para sus intereses electorales la inacción y el fumarse un puro.

Es verdad que Zapatero lo ha hecho tarde y mal, que dejó marchar a Solbes y mantuvo a su lado a ministros como Sebastián, pero no es el culpable de la quiebra de Irlanda ni de las inundaciones de Ecija. Incluso se dice que no tuvo nada que ver con la muerte de Manolete.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído