Cayetano González – Una burla más de ETA.


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Ni una sola palabra que haga pensar que renuncia de forma definitiva y total a la violencia; ni una sola palabra para pedir perdón, en primer lugar a las víctimas y en segundo lugar a la sociedad que ha tenido que soportar durante cincuenta años su totalitarismo violento; ni una sola palabra de arrepentimiento por todos y cada uno de los 857 crímenes que han perpetrado en este último medio siglo. Nada de nada. ETA reitera en su último comunicado la misma retórica y palabrería de siempre en la que vuelve a subrayar que «la solución llegará a través de un proceso democrático que tenga la voluntad del Pueblo Vasco como máxima referencia». Es decir, la banda terrorista sigue sin aceptar que, por ejemplo, los vascos han podido elegir desde 1980 -no todo lo libremente que sería deseable, precisamente por culpa de ETA- a sus representantes en el Parlamento Vasco.

Muchos, empezando por el Gobierno, siguiendo por algunos medios de comunicación y acabando por todos los partidos nacionalistas vascos y agentes sociales de esa órbita, habían creado unas expectativas en torno a este comunicado de ETA que ni de lejos se han cumplido. No se trata de que reconozcan ahora su error, ya que eso no cambiaría nada la cuestión de fondo. Y esta no es otra que de ETA no hay que esperar nada bueno. Una banda terrorista lo único que sabe hacer es matar, extorsionar y sembrar el terror. Y ante eso, el único camino que debe tomar un Estado de Derecho es aquel que lleve a la derrota total y absoluta de ETA mediante la aplicación de la ley, la persecución policial y el aislamiento social e internacional.

Con la expectativa que en estas semanas últimas algunos crearon en torno al comunicado, lo único que se ha conseguido es alimentar a la bestia, mandarle un mensaje que en términos sencillos de entender sería mas o menos el siguiente: «si sois buenos y anunciáis que os disolvéis, nosotros -el gobierno, la sociedad, la democracia- seremos generosos y buscaremos una solución para vosotros». Craso error, porque ese tipo de mensajes, ETA siempre los interpreta en clave de debilidad por parte de quien los emite. Y además, suele regodearse en esa debilidad para al final poner las cosas en su sitio burlándose de todo el mundo.

Ahora, en síntesis, lo que hay que hacer son dos cosas: impedir que ETA pueda presentarse a las elecciones municipales y forales del próximo mes de mayo. Batasuna no ha hecho los deberes y está claro que quien sigue mandando en ese sórdido mundo es la banda terrorista. Y en segundo lugar, el Gobierno, que es a quien le corresponde dirigir y liderar la política antiterrorista, tiene que mandar un mensaje claro y rotundo, no sólo con palabras sino sobre todo con hechos, a los terroristas y a su mundo: vamos a por vosotros y os acabaremos derrotando.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído