Charo Zarzalejos – Las proclamaciones.


MADRID, 24 (OTR/PRESS)

Ayer, el Comité Nacional del Partido Popular proclamó de manera oficial sus candidatos a las próximas elecciones autonómicas. No ha habido sorpresas, ni cartas escondidas. Todo de acuerdo con el guión ya conocido, incluida la proclamación de Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana.

Con esta decisión, los populares cierran un capítulo necesario de un libro que para ellos promete culminar con final feliz. Todas las encuestas, incluidas las realizadas ayer mismo, indican que el PP podría obtener el 22 de mayo «un triunfo sonado», según indican en la calle Génova. Este triunfo, si en algún lugar se presenta como indiscutido, es precisamente en Valencia en donde los populares ya designaron hace unos días a su candidato Camps. La no discusión del éxito electoral del PP en la Comunidad Valencia, no evita un punto de preocupación por el devenir judicial de su candidato. Preocupación que tiene más que ver con la «estética» que con la «ética» porque están persuadidos de la honradez de su candidato.

Francisco Camps se proclama inocente y en derecho todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario. La petición fiscal que desvincula el asunto de los trajes de la trama Gürtel se concreta en una multa de 40.000 euros que si el tribunal decide que la debe pagar, el presidente valenciano dirá que no los tiene. Su sueldo es de 3.900 euros al mes.

Los populares creen tener, y las encuestas así lo dicen, un panorama dulce porque prevén sus resultados de «éxito contundente», aunque tengan que lidiar con dos situaciones bien diferentes entre sí, que hubieran preferido que no se hubieran producido: Cascos en Asturias, y el asunto de los trajes en Valencia son los puntos «molestos» que el PP confía en que «finalmente se resolverán bien porque ni Cascos nos va a hacer especial daño y está por ver que Camps tenga que ir a juicio y si tiene que ir, irá para ratificar su inocencia».

Esperanza Aguirre, ya felizmente recuperada, también ha sido ratificada para competir con un Tomás Gómez que ha logrado desconcertar a casi todos. Con todo, la proclamación estrella ha sido la de Maria Dolores de Cospedal. Su pugna electoral con barreda, actual presidente del gobierno de Castilla-La Mancha, es el icono del PP en estas próximas elecciones, el gran reto de los populares y su resultado será un medidor cualificado del éxito de cada cual. Si Barreda logra mantener su actual posición no será un triunfo que salve al PSOE de cuesta abajo, pero si sería una enorme decepción para el PP. Esta candidatura, esta pugna es la gran apuesta del PP y Dolores de Cospedal sabe que se la juega.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído