Andrés Aberasturi – Un pacto urgente y necesario.


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

Que en plena campaña electoral suenen voces discordantes y ajenas para los intereses del Gobierno, debe sentar a cuerno quemado. Pero lamentablemente así es; ni la Comisión Europea, ni el Banco Central Europeo, ni siquiera el Banco de España, contemplan el futuro económico con la mirada optimista que aun mantiene nuestro Gobierno y piden -que es un verbo educado que se conjuga justo antes de usar «exigir»- más medidas y cuanto antes mejor. Pero es que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha sacado de la manga un nuevo nombre para una nueva categoría de países con las economías en grave situación; se trata de el EA4 y allí han metido a Grecia, Irlanda, Portugal y España, que sí, que ya sabemos que no es Gracia, pero el caso es que nos han metido en tan dudosa -económicamente hablando- compañía.

Y es que se junta todo: el petróleo por las nubes, el precio del dinero subiendo y los parados aumentando. Todos esto -y algunas cosas más- forman un remolino del que resulta verdaderamente complicado escaparse porque el petróleo hace que suban los precios y tenemos ya un IPC difícilmente soportable con la no subida de la actividad económica. Y como las desgracias nunca vienen solas, el Banco Europeo ha empezado a subir los tipos y ya se sabe que las hipotecas van detrás y la subida de la hipotecas provocan morosidad y la morosidad pone en peligro el sistema financiero que se cierra aun más a nuevos créditos y sin créditos no hay pequeño negocio que resista y sin pequeño negocio no hay empleo y sin empleo no sólo no hay cotización a la SS sino gasto en ayuda y sin cotización.

No es nada sencillo el panorama pero es el que hay y habrá que hacerle frente como sea. Lo ideal sería que después de las elecciones de Mayo, PSOE y PP con la intermediación, en general sensata, del CIU que habita Madrid, llegaran a un acuerdo de mínimos para afrontar juntos estos dos años decisivos de los que sólo sabemos que van a ser tan duros o más que los dos últimos. Todo lo que se haga para paliar ese daño, será bueno y posiblemente la primera gran noticia positiva y con resultados prácticos en la economía sería el sólo anuncio de ese acuerdo que ya en la practica no es tan lejano pero parece imposible en la retórica. Me explico.

No pocas medidas que ha tomado y tendrá que tomar el Gobierno, son medidas que pedía la oposición, tanto CIU como el PP. Pero dar el sí a los de Génova les cuesta un mundo porque creen que ponen en peligro su victoria y por su parte el Gobierno no puede -auque debiera- reconocer errores y aceptar no ya lo que dice la oposición sino lo que le piden/exigen desde todas las instituciones europeas. Pero si se van a tomara medidas, porque no hay mas remedio, ¿a qué seguir jugando al enfrentamiento entre los dos partidos? ¿No sería mucho más beneficioso para todos dar ejemplo, por una vez, de coherencia y respeto por un país que se lo merece?

La situación no es fácil y se va deteriorando. Yo no sé que hubieran hecho los griegos o los irlandeses o los portugueses si una varita mágica les llevara unos años atrás en el tiempo; de lo que estoy seguro es de que todos habría trabajado juntos para evitar lo que hoy viven. Bueno, pues nosotros aun estamos en eso, aun nos queda esa posibilidad pero mucho me temo que ni unos ni otros la van a aprovechar pese a que la inmensa mayoría de los españoles es lo que les exigimos. Estúpido y caro orgullo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído