Carmen Tomás – La segunda piel


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

La moderna y siempre sabelotodo Alemania ha metido la pata hasta el corvejón. Ha tenido que pasar un mes, más de 30 muertos y miles de intoxicados para que por fin descubrieran el origen de la bacteria. El daño que han hecho a uno de los sectores más dinámicos de España es irreparable y se tardará tiempo en restituir la imagen de nuestro país.

Hay que recordar que el sector de frutas y hortalizas exporta cerca de 9,5 millones de toneladas al año y que su valor asciende a casi 9.000 millones de euros. Ha sufrido el pepino, pero por añadidura todas la frutas y hortalizas que procedían de España. Alemania, fatal y nuestro gobierno, de pena. No sólo no ha defendido en tiempo y forma los productos españoles, sino que no piensa reclamar y se va a conformar con lo anunciado por la Unión Europea, absolutamente insuficiente.

En esta crisis, en todo caso, hay más damnificados. El ruido sobre el pepino ha sido mucho, con toda la razón, pero pocos han hablado de otros productores sin los cuales las frutas y hortalizas no llegarían en perfecto estado a sus destinos. Hablamos de los que se dedican a la manipulación, transporte, almacenaje y embalaje. La higiene y la trazabilidad son fundamentales en toda la cadena de suministro, pero especialmente en las cajas, que son como la segunda piel del producto ya que lo acompañan a lo largo de su viaje desde la huerta y hasta nuestras tiendas. Hay dos modelos generalizados de caja: las reutilizables de plástico y las reciclables de cartón. La garantía que ofrecen estas últimas en el terreno de la seguridad alimentaria es máxima, ya que el cartón permite imprimir toda la información útil sobre procedencia y fechas de producción o caducidad y, al ser de un solo uso, cada producto estrena caja.

Hay muchos ejemplos de empresas comprometidas con la seguridad y la calidad de los alimentos que comercializan y que han sufrido casi en silencio con esta crisis provocada por la negligencia de las autoridades alemanas. Entre ellas, destaca Unica Group, líder hortofrutícola de Almería que produce 140.000 toneladas y da trabajo a 5.500 personas. La mal llamada crisis del pepino les está obligando a tirar el 95% de su producción, y ahora más que nunca redoblan sus esfuerzos y se curan en salud, ya que utilizan sólo cajas de cartón, salvo que sus clientes los distribuidores les impongan otra cosa. Ojalá cunda el ejemplo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído