José Luis Gómez – A vueltas con España – Tiempo para Rubalcaba y Rajoy.


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Más allá de la anécdota de que las elecciones generales del 20-N «democratizarán» el día de la muerte de Franco, lo que toca ahora es hablar de futuro. Por muy denostada que esté la política, se supone que sirve para arreglar las cosas, de modo que no solo está en juego revitalizar la democracia, sino también abordar cuanto antes la recuperación económica con el objetivo de crear empleo. De lo que se trata ahora, por tanto, es de conocer las propuestas de Rubalcaba y de Rajoy, ya que solo uno de los dos tendrá la oportunidad de gobernar España a partir de 2012. Los demás candidatos, a lo sumo, podrán ayudar o condicionar la política de quien gobierne tras unas elecciones que prometen ser competitivas, a pesar de la ventaja inicial del PP en todas las encuestas.

Ha llegado el momento de ver que aporta Rubalcaba con respecto a Zapatero y, sobre todo, de saber qué hará Rajoy si, en su tercer intento, llega finalmente a la Moncloa. Para el PP terminó el tiempo de la crítica y la descalificación de ZP y comienza el tiempo de hacer propuestas concretas. Por mucho que estén culminadas las reformas planificadas por Zapatero y otras que le impusieron desde Bruselas, es evidente que un país con la tasa de paro de España tiene que seguir haciendo reformas económicas. De entrada, Rajoy se cubre diciendo que no hará recortes sociales, pero le falta decir lo que hará para conseguirlo, y Rubalcaba avisa de que el modelo Aznar no es la solución a la crisis, pero poco sabemos aún del suyo. Será interesante ver un debate entre ellos.

El 20-N aporta también otra novedad en Andalucía, cuyas elecciones no coincidirán esta vez con las generales, señal de que Griñán no debe de confiar mucho en una victoria de Rubalcaba. Los socialistas ganan tiempo en su feudo histórico, donde pase lo que pase el 20-N seguirán gobernando al menos hasta la primavera de 2012.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído