Álvarez Cascos en Madrid.

Esperanza Aguirre siempre manifestó públicamente que Francisco Álvarez Cascos era el mejor candidato del PP por Asturias, y el resultado electoral le ha dado la razón. Lo que no le gusta tanto es que pretenda arrebatarle votos en Madrid donde Foro Asturias concurrirá a las generales si consigue las firmas necesarias que impone la nueva legislación electoral.

Aguirre, siempre tan aguda y sin pelos en la lengua, propone que Rajoy cierre un acuerdo con Cascos y “cuanto antes, mejor […] todos tienen que dar pasos”. No es para tomar a broma el partido fundado por el Presidente del Principado, aunque algunos hablen de “partidillo”. Es cierto que son coyunturas distintas. El PP astur era un partido agonizante que se había acostumbrado al dolce far niente, amparando, de alguna manera, la corrupción de los socialistas. El conocido como “Caso Riopedre”, con varias personas del Gobierno socialista en la cárcel, entre ellos el consejero de Educación, es de vergüenza nacional; el apestoso asunto de Villa Magdalena y el aparcamiento de la calle Uría en pleno centro de Oviedo; el tema Vipasa por los minipisos de la Laboral que incluso salpicó a algunos populares; chanchullos varios en ayuntamientos, o el plan general de ordenación gijonés, ahí están, por si hay dudas.

Mientras todo esto ocurría, el PP hacía la vista gorda y seguía durmiendo en los laureles. Ítem más, antes de las elecciones del 22 de mayo se celebró una famosa reunión, que pasó a los anales como “el pacto de la Zoreda”, donde PSOE y PP se confabularon para pactar contra el enemigo Cascos. Y se pactó después de los comicios que dieron la victoria al de Luarca, y a Foro Asturias le arrebataron la presidencia de la Junta General del Principado al votar los socialistas al candidato popular Fernando Goñi, a cambio claro está de algunas prebendas. Total, que los socialistas, ahí siguen, aliados con el PP, resolviendo sus negocios.

Madrid, no obstante, es otra cosa. Esperanza Aguirre es una de las personas más valiosas y capaces del PP y lo demuestra en las urnas. Pero bien estaría llegar a un acuerdo aunque a la secretaria Cospedal no le guste nada. La actual Presidenta de Castilla-La Manche tuvo mucho que ver en la eliminación de Cascos y en el nombramiento de Pérez Espinosa. Cosas del feeling, y algo más, pues otro conflicto de intereses un tanto sombrío relacionado con las cajas bullía en ese momento. Ahora se teme que la concurrencia de Álvarez Cascos en Madrid pueda favorecer a Rubalcaba. Quizá mucho menos de lo que se piensa, por muchos asturianos nostálgicos que haya en la capital y muchos madrileños veraneantes en el país de las xanas.

Según el presidente del PP de Asturias, Ovidio Fernández, Cascos sólo pretende dividir el voto de centro-derecha y evitar que el PP tenga mayoría absoluta. No creo que sea esa la intención, y sí que Foro tenga representación en las Cortes Generales, cosa que conseguirá con los votos del Principado, más abundantes si cabe que el 22 de mayo, a juzgar por los cabreos tras el pacto PSOE-PP. En cualquier caso –aviso a la cúpula popular, Aguirre tiene razón—no estaría de más aparcar berrinches y cuestiones personales pasadas. Y no lo digo por el asturiano, que nunca le llamó cuarentona a Pérez Espinosa. Ya saben a qué me refiero.

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora
Directora de Ourense siglo XXI
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
www.magdalenadelamo.com
periodista@magdalenadelamo.com
(02/09/2011)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído