Andrés Aberasturi – ¿Y ahora qué?


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

¿Qué hacemos en el pueblo en que vivo con el ayuntamiento sin un euro y un montón de problemas a medio resolver? ¿Vamos todos a quejarnos al gobierno de la Comunidad? Casi que no porque el Gobierno de la Comunidad tiene el presupuesto de todo el año ya gastado a estas alturas y siguen saliendo facturas y no saben siquiera si van a poder pagar la Seguridad Social de sus funcionarios. Pues entonces vamos mi pueblo y mi comunidad a pedir cuentas al Congreso de los Diputados y al Gobierno Central. Inútil. Acaba de cerrar y nadie responde. Un ujier nos mira con escepticismo y nos advierte sobre nuestras prisas: «por aquí no vuelvan por lo menos hasta Navidad, esto ya no funciona». Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno Central ponemos rumbo a Europa que para eso hemos cedido tanta soberanía y hemos firmado tantos acuerdos. Pero en Europa, ay, nadie responde o, lo que es peor, hay tantas voces sonando a la vez que la Unión se ha convertido en una Babel de intereses creados y unos miran hacia Grecia y otros señalan a los todo poderosos Estados Unidos. Y para allí nos vamos mi Ayuntamiento, mi Comunidad, mi Gobierno Central y mi Bruselas. Preguntamos por Obama y se nos dice que está a punto de ahogarse ante los republicanos y que se agarra desesperadamente al prematuro Nóbel de la Paz. Desde China llegan noticias inquietantes de que están dispuestos a defender su moneda sea como sea mientras la OPEP mira hacia otro lado. Suena una canción con aires caribeños de la vieja nueva trova cubana: «la ciudad se derrumba y yo cantando».

¿Y ahora qué? ¿Qué es lo que toca hacer ahora, hoy, mañana? ¿A quién le toca exactamente tomar la iniciativa? ¿Dónde están los que mueven el mundo, los que lo ordenan a su gusto y lo desordenan sin ningún pudor cuando más les conviene? ¿Por quién podemos preguntar todos, desde el alcalde de mi pueblo hasta el presidente de los EEUU para que las cosas empiecen a funcionar otra vez aunque sea despacio, poco a poco, sin sobresaltos? ¿Quién está ganando en esta carrera de todos hacia la pobreza? ¿Quién manda en el caos y quién lo alimenta? ¿Alguien sabe esos nombres o esas siglas? Y si no hubiera nadie detrás, si sólo fuéramos nosotros, mi alcalde y comunidad, mi vacío cerrado por elecciones, mi Bruselas/Babel y los EEUU tan siempre ahí, si realmente tan sólo dependiera de nosotros ¿es que entre tantos no hay nadie capaz de liderar el inicio de la reconstrucción? Nos hemos acostumbrado a vivir tiempos de pensamiento débil donde los intelectuales solo sirven para firmar manifiestos y los políticos se van flotando entre palabras a contar nubes. Así no hay forma. El mundo se derrumba y yo escribiendo. a.aberasturi

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído