José Luis Gómez – A vueltas con España – El PSOE se pone las pilas.


MADRID, 01 (OTR/PRESS)

Suena la sintonía de las elecciones en el PSOE y todos los sectores del partido cierran filas para darle la vuelta a unas expectativas muy desfavorables. Mientras, el PP da por hecha su victoria, promete una deducción de 3.000 euros a los autónomos por su primer trabajador y solo duda si la diferencia que le conceden todas las encuestas se traducirá o no en mayoría absoluta. Es lo que hay, pero aun así el PSOE se pone las pilas para motivar al menos a los suyos, empezando por sus militantes, y para plantar cara al PP en lo que denominan el combate de las ideas en defensa del Estado de bienestar.

El ex presidente Felipe González es quien está llamando más a la movilización, quizá porque él, que fue un ganador nato entre 1982 y 1993, también sabe mejor que nadie que es posible perder con dignidad, como ya hizo en el 96, el año en que Aznar llegó al poder. «En 1996 estaban a 14 puntos y nos faltó un telediario», recordó Felipe para darle ánimos a Rubalcaba, ante el que se puso a su servicio de cara a una movilización inmediata. Zapatero, el casi ex presidente, intenta justificarse y viene a decir que sus decisiones impopulares serán tan importantes como las positivas que pudo adoptar en otros momentos, lo cual procede acoger con cautela, a la espera de que los historiadores dicten sentencia dentro de unos años.

Rubalcaba es presentado por sus compañeros como un gobernante y como su gran activo político, por encima incluso de la marca PSOE. Y como gobernante ha querido mostrarse, anunciando medidas como subir el precio del alcohol y el tabaco un 10% para salvar la sanidad pública y evitar el copago y la privatización del sistema. Puede estar bien la medida de Rubalcaba pero con ello no aborda el verdadero problema fiscal de España. Situémonos: solo en el impuesto de sociedades -el principal agujero- cayó la recaudación 25.000 millones entre 2006 y 2010, y el candidato socialista propone recaudar 2.000 millones más.

Habrá que aguardar, pues, a que un día nos hable de cómo recuperar sociedades o, en su defecto, del IVA y del IRPF, que es donde está la clave de los ingresos en un país que debería recaudar desde la Agencia Tributaria sobre 200.000 millones para vivir tranquilo. Patrimonio e impuestos especiales claro que aportan ingresos al Estado, pero no son los impuestos clave. No perdamos la perspectiva de las cuentas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído