Luis del Val – Ciegos en un cuarto oscuro


MADRID, 10 (OTR7/PRESS)

Debo confesar que escucho los discursos de los economistas con la misma confianza con la que contemplo a las echadoras de cartas del tarot. Incluso algunos días tengo la sensación de que quizás las tarotistas posean más solvencia, por aquello de la intuición, y no me quiero referir a los astrólogos que, en estos tiempos, parecen lo más cercano al empirismo.

Nuestros caudillos, pilotos y conductores parecen un puñado de ciegos, empuñando un bastón negro con el que intentan hacerse a la idea de cómo es la habitación en la que se encuentran, totalmente a oscuras. A mí el problema de la crisis económica me preocupa bastante menos que la alarma que produce observar recetas distintas, y aun contrarias, a este y al otro lado del Atlántico; la comprobación de que las recetas fracasan, y la aprensión que produce observar cómo el enfermo cada día tiene los miembros más inmovilizados, y hoy es el pie de Grecia, mañana pueden ser las dos piernas de Italia, y eso por no referirnos a la inoperancia, lentitud e incluso hipocresía de quienes tienen el deber de dirigirnos.

Había un viejo chiste que se refería a que los optimistas y los pesimistas, como siempre, tenían dividida su opinión, y los optimistas estaban convencidos de que nos íbamos a la mierda. «¿Y qué piensan, entonces, los pesimistas?» preguntaba alarmada la gente . «Pues que, tal como están las cosas, no va haber mierda suficiente para todos».

La crisis de 29 tuvo la rémora de que las comunicaciones eran lentas y no existía la celeridad con la que las noticias circulan hasta convertir el mundo en un inmenso cuarto de estar. Bueno, pues eso hoy puede ser una desventaja, porque la interacción es tan rápida y constante que es imposible dominarla, y mucho menos con las dudas, vacilaciones e inseguridad que demuestras nuestros líderes casi todos los días, mientras agitan el bastón, con miedo de romper un mueble.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído