Carlos Carnicero – Chacón da un codazo en el ojo a Rubalcaba.


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

«A ver quien se atreve a decir que una mujer catalana no puede liderar el PSOE». Esa afirmación, probablemente, no viene a cuento por lo obvio de su contenido, salvo que quien la pronunció, Carme Chacón, estableció de forma tácita, al pronunciarla, que daba por descontada la debacle del PSOE y la apertura inmediata de un proceso de sucesión del secretario general, que no nos podemos olvidar que sigue siendo, aunque no lo parezca, José Luis Rodríguez Zapatero.

La sentencia de la dirigente catalana, justo la víspera de la última visita de Rubalcaba a Cataluña en esta campaña electoral, rompe el acuerdo tácito dentro del partido de aplazar la sucesión de Zapatero hasta después de las elecciones.

Carme Chacón tiene una baza a su favor, que aunque se sustente en una falsedad, puede ser susceptible de funcionar en manos de su marido, Miguel Barroso, que es quien dirige todos los pasos de la candidata catalana. El ex secretario de Estado, que originó el caos mediático en las televisiones españolas, tiene toda su actividad concentrada en dirigir desde el Ministerio de Defensa las aspiraciones políticas de su mujer, Carme Chacón.

Si se cumplen los pronósticos de las encuestas, el PSC sería la fuerza política ganadora de las elecciones del domingo, lo que permitiría tratar de encubrir la debacle de perder el cuarenta por ciento de los escaños obtenidos en las elecciones del 2008. Si el PSC consigue 15 actas de diputado, frente a las 25 de las elecciones anteriores, sería la primera fuerza frente a una reñida disputa entre CiU y PP.

La noche electoral siempre es una carrera por ganar la imagen de que no se ha perdido. Una vez conocidos los datos, Carme Chacón será la tuerta en el universo socialista de ciegos y tendrá preparadas las cámaras para postularse inmediatamente para la secretaría general del PSOE.

Para saber lo que desde Cataluña se escribe sobre esta política catalana, recomiendo leer a Antoni Puigverd en el artículo que hace dos días escribía en La Vanguardia, «Chacón, la actriz» y donde se señalas con crudeza las aristas que tiene Carme Chacón para ser la secretaria de los socialistas españoles.

Las pretensiones de Chacón se centran en conseguir que Alfredo Pérez Rubalcaba sea la cabeza de turco suficiente que calme las ansias de revisión que se destaparán en las bases del PSOE en día 20 por la noche. Todo dependerá de la orquilla de escaños. Si se acerca a 110 el tsunami se llevará a toda la generación de Zapatero.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído