Julia Navarro – Escaño Cero – El dilema.


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

Grupo parlamentario para Amaiur sí, grupo parlamentario para Amaiur no….. el PP deshoja la margarita bajo la mirada atenta del resto de los grupos parlamentarios que también tienen mucho que decir respecto a si se permite a Amaiur formar grupo propio en el Congreso.

Una aplicación estricta de la ley no permitiría al grupo abertzale tener grupo propio, y lo mismo le sucede a Unión, Progreso y Democracia. No obstante, hay precedentes de que en ocasiones la Mesa del Congreso ha optado por la interpretación generosa para permitir la formación de grupo parlamentario a quien no cumplía al cien por cien con todos los requisitos exigidos por la ley. Y es que, como le he escuchado en ocasiones a profesionales del Derecho, la ley da para lo mismo y lo contrario.

La cuestión de fondo es que Amaiur se ha presentado a las elecciones, porque se lo ha permitido el Gobierno Zapatero y el Tribunal Constitucional, y ahora están en el Parlamento guste más o guste menos. Si forman grupo parlamentario su presencia será más evidente, si no lo forman igualmente se escuchará su voz. Pero no nos engañemos, con la ley en la mano la Mesa del Congreso tomará una decisión política en uno u otro sentido que provocará reacciones a favor o en contra durante unos días y poco más.

En cuanto a Amaiur tiene dos caminos, o trabajar en el Parlamento como un grupo más imprimiendo seriedad a lo que hagan o caer en el histrionismo que más pronto que tarde les convertiría en irrelevantes. No se puede negar que hay expectación por escuchar las primeras intervenciones de los diputados de Amaiur y que durante las primeras semanas todos estaremos atentos a cuanto digan, pero precisamente lo que digan y como lo digan es lo que hará que se les tome en serio o no.

Independientemente de la decisión que adopte la Mesa del Congreso, por el momento el nuevo presidente de la Cámara, Jesús Posada, está tratando a los diputados de Amaiur como al resto, ni mejor ni peor, y a mi juicio esa es una postura inteligente. Nada sería más contraproducente, amen de un error, que el presidente del Congreso manifestara la más leve animadversión hacia los parlamentarios abertzales. Por lo pronto, Jesús Posada ha dejado dicho ante el pleno del Congreso que defenderá a todos los diputados por igual.

A mi juicio, lo mejor que pueden hacer los partidos democráticos es tratar a Amaiur como a un grupo más, y que sus parlamentarios se integren en el quehacer de la Cámara como el resto. Por decirlo claramente, lo que hay que aplicar a Amaiur es normalidad, es lo mejor para todos. Veremos cómo resuelve la Mesa del Congreso el dilema.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído