Pedro Calvo Hernando – Desgaste vertiginoso.


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Nunca se había conocido en democracia un desgaste y un desprestigio tan vertiginosos de un nuevo Gobierno. La sensación o la sospecha de que había un programa oculto del PP era pública y notoria, es verdad. Pero nunca pensamos que sucedería lo que acaba de suceder: que los listos de siempre no aseguren lo contrario. Porque lo que acaba de ocurrir con las decisiones del Consejo de Ministros de Rajoy es un escándalo de tales proporciones que no podrá pasar desapercibido ni siquiera para los más fanáticos de los que les votaron el pasado 20-N. Todavía me acuerdo de las risas despreciativas con las que acogían las promesas socialistas de subir algunos impuestos, por poner el más fácil de los ejemplos. La bajada lineal de impuestos era el corazón programático y filosófico del PP durante estos años de crisis, y así hasta las vísperas de esa reunión decisoria del Gobierno. Buscaron un pretexto ridículo para decidir lo que siempre habían combatido, lo que habían afeado al anterior Gobierno o a cualquier otro fuera de España que preconizase las subidas. Pues ya lo ven.

Además de la mayor subida del IRPF desde 1983. Asistimos al más drástico abanico de recortes de toda la historia de la democracia, ellos, que vilipendiaban al anterior Gobierno por unos recortes que ahora se quedan comparativamente en juegos de niños. Se han tomado las decisiones más mortales para el equilibrio y la justicia sociales, para el desarrollo de los servicios sociales, los estímulos al crecimiento, la innovación, la investigación y el resto de las facetas que habrían debido contribuir a la salida de la crisis. No hay palabras para calificar tales medidas, que dejan muy pequeñas a las que todos criticamos con muchísima razón cuando el Gobierno de Zapatero las tomaba, especialmente el 9 de mayo de 2010. El Gobierno de Rajoy nos ha mentido más que cualquier otro y ha hecho ya méritos, cuando acaba de nacer, para disolverse vertiginosamente. Lo escribo con sentimiento, pocos días después de expresar mis deseos de que los de Rajoy acertaran en beneficio de todos los españoles. Lo lamento.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído