Carmen Tomás – Desde el parqué – Se avecina otra tormenta.


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

La amenaza de rebaja de calificaciones de deuda a Francia, Austria y España lanzada por la agencia S&P se concretó y aunque durante la jornada bursátil del viernes ya los inversores se manejaron con el rumor de que la rebaja se iba a materializar, creo que en el inicio de la semana puede desatarse otra tormenta en los mercados. Cierto que en el cómputo de la semana, el IBEX ha ganado casi un 2 por ciento, una cifra despreciable si nos atenemos a la evolución de los valores, sobre todo bancarios, a lo largo de las cinco sesiones y las buenas vibraciones de muchos analistas que veían claramente al selectivo español en una senda alcista. Hay que temerse lo peor.

La realidad en este momento es bien distinta e imprevisible. La rebaja de las calificaciones a estos tres países traerá de nuevo más nervios a los parqués, ya de por si bastante histéricos. Una desgracia, si tenemos en cuenta que en las últimas subastas de Italia y España se ha logrado mucho apetito por su deuda soberana y se ha pagado menos interés. Tan es así, que el presidente del BCE dijo que había que mirar a España, se intuye que a las medidas tomadas por el gobierno de Rajoy, para entender que los problemas se van solucionando. Ahora, veremos lo que ocurre en los próximos días.

En todo caso, la semana nos dejó también unas cuentas de Banesto adelgazadas con el objetivo de poner en orden y precio los activos inmobiliarios. Justo lo que parece querer el ministro de Economía. De hecho, ya se da por hecho, que en tres años pueden quedar en España cinco entidades fuertes. Eso sí los dividendos se tambalean. También será una semana interesante para el futuro del mercado laboral en España. Mañana lunes habrá legislación, ya que hoy domingo se acaba el plazo y no se ve, al menos al cierre de esta columna, nada que haga pensar en un acuerdo entre sindicatos y patronal. Es de desear que la reforma vaya en la buena dirección y sea por tanto bien valorada en los mercados y sobre todo por nuestros socios. Rajoy llevará así buen material bajo al brazo a la reunión que mantendrá con Merkel y Sarkozy previa a la cumbre de jefes de estado y de gobierno de finales de enero en Bruselas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído