Andrés Aberasturi – ¿Y si no hay nada que comunicar?


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

No parece que el Banco de España esté especialmente optimista con respecto al futuro y en su último boletín vuelve a insistir en lo que ha venido diciendo los últimos tiempos: o se cambian muchas cosas de forma muy profunda o el panorama para este año y el siguiente resulta más bien desolador. Y el problema es que la sociedad no ve esos cambios con el nuevo Gobierno pero si padece las consecuencias de lo inesperado y también lo más fácil: la subida del IRPF que sin duda castiga a las clases medias; en el IRPF no están los ricos de verdad, eso lo sabemos todos y el Gobierno de Rajoy también. Igual que sabemos que con esta subida de los impuestos sobre la renta el Estado va a conseguir muy poco y ni de lejos va a ser la solución a la desviación del déficit.

La pregunta es por qué el Gobierno de Rajoy decide esto casi con prisas mientras sigue estancado y a la espera de una reforma laboral que nunca empieza, que se anuncia contradictoria y que no parece que va a ser lo revolucionaria que sería necesario. La única respuesta posible es un cierto miedo. Porque decir que no te va a temblar la mano, se puede decir y, sobre todo, si no firmas nada por lo que la mano tenga que temblar. ¿Por qué no se reducen los contratos? ¿Por qué no se mete mano al absentismo? ¿Por qué no se responsabilizan a las empresas y sus trabajadores para llegar a acuerdos al margen del los convenios colectivos? ¿Por qué no se ha aprobado ya que las PYMES y los autónomos no paguen el IVA hasta que no hayan cobrado la factura? ¿Por qué lo que iba a ser tan serio respecto al gasto de las autonomías se ha quedado en una sanción económica que ningún gobierno va a imponer? ¿Dónde esta esa drástica reducción de empresas publicas? ¿Es moral bajar sólo el 20% a partidos y sindicatos cuando se esperan un 23% de parados en este país? ¿De verdad la bicefalia económica funciona en el Gobierno? ¿No provoca una cierta sensación de fracaso descorazonador el silencio obstinado del Presidente? ¿Cuánto va a subir el combustible en España con el anunciado boicot al crudo de Irán? ¿Qué fue de aquella «urgente necesidad» de no multiplicar innecesariamente miles de puestos en los tres niveles de gobierno? ¿De verdad el ICO va a adelantar el dinero para que las administraciones paguen lo que deben a los proveedores? ¿De donde va a sacar tantísimos millones de euros?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído