Andrés Aberasturi – Con el sudor de la gente.


MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Lo de predicar con el ejemplo es tan viejo como el mundo y debería ser la constante en una vida pública que transcurriera por cauces de normalidad. Estoy dispuesto a bajar un peldaño y hasta admito que ya ni se trata de predicar, que no hace falta ser el primero o el mejor; lo que no admito es que los que abanderan cualquier cosa ante un colectivo se conviertan en piedra de escándalo, en ejemplo a no seguir, en algo que, aun siendo legal, resulta del todo impresentable.

Viene esto a cuento de demasiadas cosas que están apareciendo cada día en los periódicos: de las jubilaciones o indemnizaciones millonarias en cajas de ahorros quebradas o bancos reflotados con el dinero de todos, en el regalo que firma el socialista Narcís Serra para que su sucesor tenga una retiro feliz y, últimamente, en un par de cosas que claman al cielo.

La primera se centra en el Consejo de RTVE a cuyos miembros se les va a privar de parte de lo que hasta ahora al parecer disfrutaban: coche oficial con chofer, secretaria, despacho y un sueldo francamente envidiable. Y todo este derroche ¿por qué? ¿A qué venía pagar de forma tan abultadamente generosa a quienes no son sino delegados de los partidos políticos en una RTVE siempre politizada? Pero esta pandilla ¿para qué necesitaba coche oficial, secretaria y despacho? Hablamos de la crisis y somos tan buenos de culparnos a nosotros mismos por haber vivido por encima de nuestras posibilidades, es decir por darnos pequeños capricho a los que deberíamos haber renunciado; vale. Pero ¿qué es eso comparado con los caprichos públicos pagados con el dinero de todos? ¿Pero alguien sabe de verdad y puede decirnos qué aportaciones decisivas ha hecho el Consejo de RTVE por el bien de la institución o de la sociedad?

Y ahora aparece don José Ricardo Martínez, destacado dirigente de la UGT que al parecer piensa liderar la manifestación en Madrid contra la reforma laboral del Gobierno. Pues don José Ricardo Martínez se embolsó la nada despreciable cifra de 181.000 euros crudos en 2011 como consejero de Caja Madrid y puede que este año suba unos cuantos miles gracias a su paso a la Corporación Cibeles de Bankia.

-¿Tiene usted algo con que un ugetista gane lo que el resto de consejeros?

-En absoluto. Lo que me parece definitivamente inmoral es el número de consejeros de las cajas, cómo se hace el reparto y, naturalmente, ese sueldo absolutamente exagerados que se ellos mismos se ponen con el increíble visto bueno del Banco de España. Pero el caso de don José Ricardo resulta especialmente pintoresco porque no es fácil conciliar -a mí no me resultaría fácil- su discurso con sus ingresos, lo que dice en su blog con su nómina, sus afanes socialistas con una cuenta corriente que no sé muy bien, como en el caso de cualquier miembro de un consejo de administración, si lo ganan con el sudor de su frente o con el sudor de la gente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído