Mabel Redondo -Entre Bambalinas – Colate hace frente a la crisis a golpe de exclusiva de su separación


MADRID, 9 (OTR/PRESS)

Era cuestión de tiempo que Nicolás Vallejo-Nágera «cantase» su separación de Paulina Rubio. Por fin lo ha confirmado, y como no podía ser de otra manera, en su caso, lo ha hecho previo cobro de una exclusiva de ocho páginas en la revista «Hola». Y a juzgar por lo que ha escrito en su twitter a Paulina no le ha sentado nada bien que su ex cuente detalles de su ruptura, será por eso que ha recurrido a la canción de Pedro Navaja: «La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay dios».

Que se habían separado ya lo anunciamos en «Espejo Público» hace casi tres meses. La «scoop» llegaba a la redacción del programa gracias a una fuente incuestionable, por ser esta una persona muy cercana a la pareja. Un aluvión de medios nacionales e internacionales se hicieron eco de la noticia, «Espejo Público» cruzó el charco calando especialmente en la audiencia de Méjico y de Miami.

Los rumores de crisis han sido casi una constante en los cinco años que ha durado su matrimonio, pero la pareja siempre salía al paso desmintiendo la ruptura, o simplemente dejándose fotografiar juntos para acallar bocas.

Sin embargo, esta vez la «crisis» no ha encontrado solución y han optado por la separación, en estos últimos meses Colate ha puesto en marcha la «táctica de la confusión», es lo que hacía con los periodistas que se ponían en contacto con él para que les aclarase la información. Es decir, Colate, prácticamente ha estado negando la mayor, ¿por qué? Ya lo tenemos claro, no es que Nicolás estuviese aún reflexionando sobre su inminente divorcio, su objetivo era salvaguardar la exclusiva por la que podría haber cobrado unos sesenta mil euros. Posiblemente este pellizco le venga bien para invertir en el proyecto empresarial que planea con José María Cano, con quien ha forjado una gran amistad en Miami.

Colate desgrana en la entrevista a «Hola» los motivos que han desencadenado su separación, eso sí, de momento la pareja no ha iniciado trámites legales, a pesar de llevar cuatro meses haciendo vidas separadas.

Vallejo-Nágera «tira la piedra y esconde la mano», en su entrevista hay contradicciones evidentes, recalca el difícil carácter de Paulina, sus aires de «estrella» incluso en la intimidad del hogar, dice que no le guarda rencor pero que ella no ha apostado lo suficiente por salvar el matrimonio, y remata insistiendo en que Paulina es el amor de su vida y que volvería a casarse con ella aún sabiendo el triste final. Y yo me pregunto, ¿no es Paulina Rubio una mujer a la que se la ve venir?, quiero decir: «La chica dorada» deja siempre al descubierto sus aires de diva y su carácter caprichoso.

Aún recuerdo cuando hace años, prefiero no decir cuantos, pero aún vivía con Ricardo Bofill, Paulina vino a «Tómbola» (el programa de canal9 que marcó un antes y un después en los programas del corazón), y en una publicidad le pidió al regidor una copa de «Moet Chandon», parece que la estoy viendo sentada en el «sofá rojo con forma de labios», una estampa inolvidable. Yo misma presencié ese momento, la perplejidad nos embargaba a los allí presentes, ¿cómo le explicas a Paulina Rubio que en la tele no tenemos champagne a la carta?, sus aires de grandeza no eran impostados, ella es así y lo bueno es que no lo disimula, ya lo dice Colate: «Siempre he tratado de dotar a nuestra vida de dosis de normalidad. Para Paulina es muy difícil porque es una estrella desde que es una niña y, en mi opinión, le ha faltado mucho ese aspecto tan importante en la educación y desarrollo de los seres humanos».

Lo extraño es que Colate haya necesitado cinco años de matrimonio y otros tantos de noviazgo para llegar a esta conclusión. Insiste en que se ha volcado en su mujer olvidándose de él mismo, mientras que por parte de Paulina no ha tenido la misma respuesta: «A ella le importan cosas distintas que a mí, y, en mi opinión, no ha dado la importancia que se merece nuestra relación dentro de su mundo».

Colate es sincero en su entrevista en «Hola» cuando dice que descarta la reconciliación y reconoce que ahora lo único que les une es su hijo, el pequeño Nicolás que es su verdadera debilidad, de momento no piensa regresar a España para estar más cerca del niño. Es él quien se queda con el bebé cuando Paulina sale de gira, algo que sucede a menudo y se ha instalado en una casa cercana a la de la cantante para visitar a su niño siempre que quiera.

Ahora solo esperamos que Colate se reponga del duro golpe de la ruptura y que siga practicando Bikram Yoga, pero por favor, que luego no diga que de su vida privada no habla.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído