Carlos Carnicero – El conflicto está servido.


MADRID, 11 (OTR/PRESS)

Las manifestaciones de ayer son un primer aviso de lo que ocurrirá el día 29 como prolegómeno de un conflicto que se mantendrá latente.

El trasfondo es una amalgama de miedo, indignación y falta de esperanza. Los sacrificios que exige el gobierno como vicario de la señora Merkel no tienen contraprestación en el corto plazo. Las previsiones del gobierno son seiscientos mil parados más a final de año: tiene esta sociedad capacidad para instalarse en la tragedia solo con una esperanza difusa de que al final se producirá una recuperación. ¿Hay alguna previsión de que se recuperen los terrenos perdidos o lo que se ofrece es la institucionalización de la pobreza?

¿Mileurismo, desempleo, precariedad laboral, pérdida de calidad de vida democrática. Quién se apunta de buena gana a ese menú?

Cada día se confirma más que la salida de la crisis a costa de la austeridad imposibilita la reactivación de la economía. Y los métodos no tienen aplicación a los sectores más favorecidos de la sociedad. Los ricos siguen siendo cada vez más ricos y salen en los ranking internacionales de poder. Y los pobres cada vez están más desesperados.

Con este escenario y estas medidas, la resultante no puede ser otra que conflictividad social. Y eso va a generar una sociedad en conflicto.

El PP está asentado en el poder y nada le va a hacer cambiar el diapasón. El PSOE está cautivo y desarmado. Y la sociedad desesperanzada. Ausencia de liderazgos alternativos conduce a una cierta manifestación de caos. Se buscan cabezas bien amuebladas para reconducir la esperanza.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído