Julia Navarro – Escaño Cero – Los otros contribuyentes.


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

No sé lo que motivó a la diputada Caridad García de Izquierda Unida preguntar al ministro Montoro por las deudas de los clubes de fútbol con Hacienda, pero lo cierto es que la respuesta nos ha dejado a todos, más que sorprendidos, indignados.

Resulta que los clubes de fútbol le deben a Hacienda la friolera de 752 millones de euros, pero esa cifra, según Caridad García, se queda corta porque los clubes en cuestión también le deben a la Seguridad Social.

Me parece a mí que el actual ministro de Hacienda, pero no solo él, también los anteriores, nos deben una explicación a los ciudadanos. Sí, nos tienen que explicar por qué a cualquier ciudadano de a pie Hacienda le cae como un «panzer» si tiene el más mínimo error en una factura, si desgrava lo que Hacienda cree que no debe de desgravar, si se retrasa en un pago y, sin embargo, los clubes de fútbol tiene bula para deber lo que deben sin que les pase nada. Sí, alguien nos tiene que explicar si Hacienda somos todos o si los clubes de fútbol no forman parte de ese «todos» y pueden deben a placer.

Verán, es más que evidente que el fútbol es más que un deporte, que se ha convertido en un negocio donde se manejan cifras astronómicas y se pagan sueldos que resultan escandalosos. Por lo menos a mí me resulta escandaloso que un futbolista pueda ganar cientos de millones de euros mientras que un investigador cuyos estudios pueden salvarnos la vida, un físico cuántico, un médico, etc, a lo mejor son mileuristas toda su vida. Pero ya el colmo me parece que los futbolistas tengan un tratamiento fiscal diferente, y que los clubes deban a Hacienda y a la Seguridad Social sin que les pase nada.

El fútbol se ha convertido en el circo romano moderno y los gobernantes saben que el personal se entretiene y da rienda suelta a sus angustias cotidianas a través del fútbol, de manera que los políticos suelen mostrar una actitud laxa respecto a lo que se refiere a los clubes de fútbol. Pero resulta que estamos padeciendo una crisis económica de tal envergadura que está suponiendo que día a día aumente el número de ciudadanos que se acercan a los comedores de Cáritas o de otras instituciones para poder acceder a un plato de comida. Resulta que ya tenemos más de cinco millones de parados y que según nuestro Gobierno a finales de año esa cifra alcanzará los seis millones. Resulta que los que tienen trabajo se aprietan el cinturón y ven reducido su sueldo. Resulta que se han subido los impuestos. Resulta que nuestros gobernantes autonómicos le están metiendo la tijera a la sanidad pública y a la educación, para ahorrar. Resulta… resulta que resulta insoportable que haya quien goza de privilegios injustificados frente a lo mal que lo están pasando el grueso de los ciudadanos.

El ministro Cristóbal Montoro debe de recuperar cuanto antes esos 752 millones de euros y debe de acabar con esa situación de privilegio fiscal que tienen los clubes de fútbol.

En estos momentos Hacienda está llamando a la puerta de miles de ciudadanos buscando recaudar como sea y de donde sea, y resulta, insisto, resulta insoportable saber que los clubes de fútbol no han recibido esa visita de los inspectores. No se puede pedir sacrificios a los ciudadanos y acogotar al común de los contribuyentes mientras otros son tratados con manga ancha y guante de seda.

Le recomiendo al ministro Montoro que se vaya a tomar un café a cualquier bar de cualquier barrio y escuche lo que opina el personal de la deuda de los clubes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído