Mabel Redondo – Entre Bambalinas – Alicia Alonso ya es un mito viviente, única, irrepetible.


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

No hay día que nos desayunemos con un «recorte presupuestario» y su correspondiente debate tanto por parte de los políticos, como por los ciudadanos de «a pie», que al fin y al cabo somos quienes los sufrimos en nuestras propias carnes. Con ese orden del día, que en los últimos meses no falla, da gusto poder celebrar que aún hay mucha gente concienciada con la cultura, con el arte y con la misión de potenciar, acercar y preparar a jóvenes con talento.

Este es el caso de los 240 alumnos del Instituto Universitario de Danza de la Rey Juan Carlos que colaboraron en el homenaje a Alicia Alonso en el Teatro de la Zarzuela. Se celebraba el veinte aniversario de la cátedra que lleva el nombre de la bailarina cubana. Corría el año 92 cuando el entonces Rector de la Universidad Complutense, Gustavo Villapalos, intercedió muy activamente para crear la cátedra, años después, en 1999 es cuando se creó el Instituto Superior de Danza «Alicia Alonso», muchos y muy buenos bailarines se han formado en este centro. No en vano Alicia Alonso es Embajadora de la Buena Voluntad en la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

La Reina llegó puntual al Teatro de la Zarzuela, por enésima vez se reencontró con Alicia Alonso con quien compartió palco y confidencias a lo largo de la velada. Con ellas, la ministra de Sanidad, Ana Mato. Todo el mundo sabe que doña Sofía es una apasionada de la música y el ballet, ha visto en muchas ocasiones a la cubana en el escenario, se conocen desde hace décadas, pero esa era una noche especial para la «dama del ballet», las nuevas generaciones le rendían homenaje como a ella más le gusta: bailando.

Alicia arrastra problemas de visión desde los 19 años y hoy día, a sus 91 años y ciega, sigue dirigiendo coreografías, ¿cómo?, ya lo confesaba en una de sus últimas entrevistas: «Yo me sé todos los ballets y los bailo en mi mente mientras los bailarines los interpretan. Termino muy cansada, porque los músculos reaccionan y se ponen derechitos».

Dicen quienes la conocen que su carácter es fuerte y que tiene mucho temperamento, será por eso que no le tiembla la voz cuando dice que: «Voy a vivir 200 años», al paso que va… todo es posible…

Algo más joven que Alicia Alonso es Sara Montiel, la de Campo de Criptana cumplió 89 años el pasado 10 de marzo, no se puede decir que la que fue la primera actriz española en pisar Holywood se conserve mal. Aún se encuentra convaleciente de su operación de pies: «Hacía tiempo que caminaba con dificultad, apenas me podía poner zapatos, tenía unos dolores tremendos, pero todo eso acabó…».

A pesar de haber puesto a la venta su casa del madrileño barrio de Salamanca (llegó a colgar un video en un portal inmobiliario promocionando su «casoplón»), Sara ha optado por no cerrar la venta, posiblemente no ha encontrado un comprador ideal por lo que de momento no se ha movido y sigue con sus hijos en el piso donde compartió sus últimos años con Pepe Tous.

Hablando de los amoríos de la Montiel: Giancarlo Viola, un novio que tuvo hace 45 años y que aún circula por su vida, llegó a Madrid esta semana, la llamó y se vieron en un restaurante cercano al domicilio de la actriz: «Una vez más Giancarlo me ha pedido que me vaya con él, me case con él, pero una vez más he dicho «no». Le quiero, me quiere y siempre que viene a Madrid me llama para verme, han pasado casi cincuenta años y aún está enamorado de mi… ¿qué le voy a hacer?». Es evidente que Sara Montiel deja huella…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído