Pedro Calvo Hernando – Un fracaso histórico.


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

Lo que es histórico es el fracaso de Javier Arenas y su PP en las mejores circunstancias imaginables para hacerse con el poder en Andalucía, algo que si ahora no han logrado ya no lo lograrán nunca en lo que queda de siglo. No sé si siento risa o vergüenza al oír y leer las patochadas esas sobre el pretendido éxito histórico en Andalucía que no es sino el enorme fracaso de perder por cuarta vez la posibilidad de gobernar, Arenas, y por novena vez, su partido. Tampoco sé lo que siento al ver el análisis de Mariano Rajoy en Seúl de que sus reformas no le han pasado factura en las urnas y que él va a seguir en la misma línea, con el doble bofetón, pues lo de Asturias tampoco ha sido pequeño. Pues nada, que sigan así y ya solo falta que una moción de censura en Extremadura ponga las cosas en su sitio o que al año que viene y siguientes sigan cosechando éxitos en Galicia y demás citas con las urnas. Las elecciones del 22-M y del 20-N las ganaron sin mérito ni esfuerzo alguno: por eso ahora las van a ir perdiendo gracias a sus errores y a sus distorsiones de la realidad.

Las portadas y los análisis de muchos medios y mediáticos entrañan un supino ejercicio de falseamiento y de vileza que nada tiene que ver con el periodismo. Eso ya me produce algo más que risa o vergüenza, algo así como estupor o pavor. A muchos ha estado a punto de darles un colapso o algo, incluso un ataque al corazón en pantalla, lo que lamento profundamente, por el afecto que les puedo tener. Les pido que se sosieguen y que vuelvan al sano ejercicio del periodismo de información y de análisis, sin engañar a la gente y sin engañarse a sí mismos, hombre. Que no pasa nada, que hasta es sano para todos lo sucedido, que el PP ya tenía un poder incluso excesivo y que la democracia agradecerá que no se haya producido ese copo absoluto al que aspiraban y que ya lo veían hecho. Que no pasa nada, muchachos, tampoco aunque la huelga general del jueves sea un gran éxito espoleado por ese almacén de oxígeno que el 29-M ha supuesto para la izquierda y para la salud democrática de este castigado país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído