Cayetano González – Angustia ciudadana.


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Resulta una obviedad decir que la situación por la que atraviesa nuestro país es sumamente delicada debido fundamentalmente, aunque no solo, a la grave crisis económica que padecemos cuya expresión más dramática es esa cifra que arrojaba la última Encuesta de Población Activa conocida de 5.639.500 personas en paro y un total de 1.700.000 familias en las que ninguno de sus miembros tiene trabajo. Además, las previsiones para el corto plazo no son nada halagüeñas y todo el mundo da por sentado que al final del presente año llegaremos a la cifra de seis millones de parados.

Por si lo anterior no fuese ya suficiente, el Gobierno se ve obligado a tomar unas medidas francamente duras, como ha reconocido el propio Rajoy, que van desde la subida del Impuesto de la Renta para las Personas Físicas, al copago farmacéutico, subida de las tasas universitarias y ahora se anuncia una nueva subida de impuestos, mas concretamente del IVA, para el próximo año. Unas medidas, sobre las que los expertos discrepan si son las acertadas o no -parece que hay más opiniones favorables a las mismas que contrarias- pero que producen una cierta angustia en los ciudadanos. Donde, sin embargo, existe casi unanimidad es en la insuficiente explicación que de ellas ha hecho el ejecutivo y mas concretamente su presidente.

El Gobierno del PP, se dice, tiene un problema de comunicación. Un argumento que se suele utilizar cuando lo que falta es convicción en lo que se hace. En una situación de crisis como la que estamos viviendo es mas necesario que nunca un liderazgo político que no solamente tome medidas sino que las explique a los conciudadanos y diga por qué lo hace. Eso es lo que se echa en falta, al menos hasta el momento, en el presidente del Gobierno. Sabido es que a Rajoy no le gusta prodigarse mucho en entrevistas, ruedas de prensa, porque eso implica responder a preguntas incómodas, incluso impertinentes. Pero el actual inquilino de la Moncloa y sus asesores tendrán que valorar si esa falta de presencia del presidente en la opinión pública perjudica mas que beneficia.

Tampoco ayuda a aliviar la angustia ciudadana contemplar el comportamiento que están teniendo el principal partido de la oposición o lo sindicatos. El PSOE todavía se encuentra inmerso en un estado de shock tras la pérdida del poder y con una confrontación interna para suceder a Zapatero que no se resolvió en el Congreso de Sevilla en el que Rubalcaba ganó por un escaso margen de votos a Carme Chacón. Pero no parece que la actitud de los socialistas sea en estos momentos la que requiere la grave situación de España. Lo de los sindicatos UGT y CC.OO. es otra historia. Su desprestigio hace tiempo que está en caída libre y su capacidad de convocatoria es cada vez menor, como de nuevo se puso de manifiesto el pasado domingo en Madrid y en otras ciudades de España.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído