Rafael Torres – Al margen – Del Bosque, presidente.


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Pudiera ser que Vicente Del Bosque no entienda mucho de política, pero es seguro que Mariano Rajoy entiende menos. De entrada, pues, el seleccionador nacional de fútbol se presentaría como más y mejor cualificado para presidente del Gobierno en una utópica candidatura al cargo, pero es que, encima, al antiguo centrocampista del Madrid da gloria escucharle, en tanto que a Mariano Rajoy da susto, cuando no un poco de vergüenza ajena. Por lo demás, puede que Del Bosque sea algo soso el hombre, pero mucho mejor es eso que ir de chistoso por la vida, y, particularmente, por la actual vida de España y de Europa, tan caóticas.

A Vicente Del Bosque le ocurre, seguramente que por su acreditada inteligencia, como al singular y tan olvidado Leopoldo Calvo Sotelo, que se puede permitir el lujo de ser soso y tener gracia, las dos cosas a la vez, pero no sería esa, en todo caso, ni la única ni la principal cualidad que haría sus servicios impagables como «míster» del gobierno de la nación. Se trata, todo el mundo lo sabe, de un hombre prudente, razonable, respetuoso, ecuánime, ponderado, templado y discreto, que sabe manejar los tiempos y las situaciones. Gracias a todas esas cualidades, que su trabajo le habrá costado reunir, es capaz de convertir a una cuadrilla de bajitos en un ejército de gigantes, justo lo contrario que hace Rajoy, que va presentando por esos mundos un gran país en plan adefesio.

La circunstancia de que Vicente del Bosque no haya pertenecido jamás a ningún partido político no haría sino acrecer, qué duda cabe, su idoneidad para la misión de gobernar el país. Su cultura es la del talento y el esfuerzo, la de jugársela en su trabajo a cada instante, en cada partido, con cada resultado, cada día, y no la del mediocre correpasillos de partido político que acaba heredando a dedo la poltrona del jefe. No sé los demás, pero uno apostaría sin dudarlo, con los ojos cerrados, sin pensárselo dos veces, y sobre todo en las actuales circunstancias, por Del Bosque como presidente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído