José Luis Gómez – A vueltas con España – Falta legitimidad democrática.


MADRID, 01 (OTR/PRESS)

La eurozona no es un espacio democrático como tal -no es un Estado federal, menos aún un Estado unitario- pero está tomando decisiones propias de un Estado, sin legitimidad democrática. Como son tan graves las urgencias financieras -sobre todo en España-, nadie repara en ello, pero si el proceso no se reconduce con un mínimo de legitimidad democrática puede volverse en contra. Ya no estamos a finales de la II Guerra Mundial, cuando el francés Schuman lanzó la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), toda una llamada a la reconciliación con Alemania, ni las decisiones que se toman ahora son meros acuerdos comerciales, como los derivados del Tratado de Roma de 1957. La CEE o el EURATOM no exigían una política fiscal común ni la cesión de soberanía, que es lo que demanda ahora la UE -al menos en su eurozona-, tras haber alcanzado la libre circulación de personas, servicios, capitales y mercancías.

Los empresarios de buena reputación suelen decir que prefieren hacer los negocios de día y, por lo que estamos viendo, los actuales líderes europeos hacen política de noche y no de día, lo cual puede restarles lucidez y claridad de ideas. Incluso es posible que de madrugada no sientan la falta de legitimidad democrática, pero tenerla la tienen. Un mero ejemplo: si el BCE adopta un papel europeo de supervisión bancaria, ¿ante quién responde? ¿Y qué pasa con los estatutos de autonomía refrendados en España que se atribuyen competencias de supervisión en materia de cajas de ahorros? ¿O ya nos hemos olvidado de que son leyes orgánicas del Estado?

Puede explicarse que la urgencia del momento crítico en que estamos aconseje buscar soluciones como sea, pero no que ese camino se convierta en norma, porque los riesgos democráticos son evidentes. Estados Unidos es un país federal, por supuesto con Reserva Federal, pero allí no decide California lo que debe hacer Florida. En Europa se está hablando de cuatro pilares: integración financiera, presupuestaria, económica y una reforzada legitimidad democrática. Los tres primeros están claros y más o menos todos sabemos lo que significan. Pero, ¿qué es una reforzada legitimidad democrática? ¿Un Estado federal democrático o que Alemania gobierne España, convertida de una autonomía de un Estado federal que aún no existe?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído