Más euro, más Europa, más Rajoy, a ver.


Como quiero ser positiva no voy a entrar en demasiados análisis. Tras la velada en la que todo el mundo estaba pendiente de que España pidiera el rescate, un nuevo amanecer inundó la noche de la Eurozona proyectando rayos de esperanza sobre un horizonte nebuloso e incierto. Bien que se haya salvado el obstáculo para que la banca pueda recibir créditos directamente, y no a través del FROB, y que sean las entidades financieras las responsables de esos préstamos y no el Estado. Bien que, por tanto, esos “apoyos financieros”, o como quiera que se los denomine en la terminología de la neolengua eufemística de los políticos-tecnócratas de la nueva era, no afecten ni a la deuda ni al déficit, sino a los bancos, aunque el garantista último será siempre el Estado. Esta medida entrará en vigor a finales de año, por lo que, hasta donde sabemos, el préstamo para recapitalizar Bankia, será del modo previsto hasta ahora, a través del FROB, aunque una vez modificado el requisito, la banca podrá acudir directamente al fondo de rescate y devolverá el dinero al Estado. Bien el órdago entre los tahúres Monti y Rajoy, que con muy buen envite de jugadores, bloquearon la inyección de los 120.000 millones de euros acordados en la mini cumbre de Roma entre ellos mismos, más Merkel y Hollande, para estimular el crecimiento. ¡Pues que no! Los latinos se plantaron y o se ponían en marcha medidas para rebajar el encarecimiento de la deuda pública de Italia y España, a través de suavizar las reglas del Mecanismo Europeo de Estabilidad, o rompían la baraja. Pero no fue necesario llegar a esos extremos. Aparte de esta ayuda a la banca, España e Italia consiguieron más margen de maniobra para intervenir en el mercado secundario donde se negocia la deuda emitida por los estados. Hay otros puntos de los que se desconocen aún los detalles, esto es, la letra pequeña. El mensaje “más euro” y “más Europa”, suena bien, pero sólo eso. Es pronto para saber las consecuencias de estos acuerdos. Los hombres de negro estaban en España desde el 15 de junio organizando el rescate de España. Es de esperar que se tomen el avión de regreso y no vuelvan ni de vacaciones. Pero Merkel ha dicho bien claro que no hay concesiones sin contraprestaciones. De entrada, el Banco Central Europeo será quien supervise las cuentas públicas españolas. Perder soberanía no es un tema baladí; es un alto precio, una conquista sin espadas ni cañones. Y por mucho que Rajoy diga que no hay exigencias, las hay: subir el IVA, eliminar funcionarios, rebajar sueldos, jubilación a los 67 o eliminación de la deducción fiscal por vivienda, para abrir boca. A esto hay que añadir las medidas de cosecha propia: el copago farmacéutico, que entra en vigor el 1 de julio, subida de gas y electricidad en la misma fecha, e implantación del céntimo verde. Alegrías pocas. Artur Mas, que empieza ya a ser conocido como Artur Menos, da alas a Rajoy y lo anima a adelantarse a las órdenes de la Eurozona y a recortar y a subir a diestro y siniestro. ¡Sin piedad!

No quería decirlo hoy, pero la sombra del Nuevo Orden Mundial está ahí, cada vez más evidente y abarcadora. No puedo evitar salirme de los cauces del pensamiento simplista y encaramarme en la atalaya desde donde se ven las piezas del gran tablero del mundo con mayor nitidez aunque minúsculas. En los días claros –permítanme la licencia— incluso se pueden ver los hilos que mueven los guiñoles del gran escenario. Solo nos queda esperar.

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
Directora de Ourense siglo XXI
✉ periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
(30/06/2012)
.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído