Carmen Tomas – Desde el parqué – La bolsa no reacciona.


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

La bolsa, cierto, reacciona a muchas variables y actualmente hay demasiados frentes abiertos no sólo en España o Europa, sino también en Estados Unidos y hasta en China. Nos hubiera gustado que, al cierre de la semana, el histórico ajuste aprobado por el gobierno de Rajoy hubiera tenido efectos positivos. Hacemos lo que nos piden. Sin embargo, el viernes se convirtió en una jornada de transición en la que el IBEX apenas subió 0,5 por ciento por debajo del resto de plazas de Europa Tampoco grandes cambio que resaltar en la evolución de la prima de riesgo y del tipo de interés del bono a 10 años. De hecho, la semana se cerró con una caída del 1,1 por ciento. La bajada en lo que va de año suma ya un 22 por ciento.

La reacción de los mercados es, por tanto, bastante decepcionante. Rajoy ha puesto mucha carne en el asador, pero los acreedores se ve que quieren más. Es así hasta el punto de que el Bundesbank ha recomendado a España que pida ya el rescate. Y eso ya sabemos lo que significa. Los ajustes que nos exigirían entonces serían una broma comparado con lo aprobado el viernes. En nada favorecen, por cierto, las huelgas y paros. Todo el mundo tiene derecho a protestar, hasta ahí podíamos llegar. Pero las algaradas, la quema de contenedores, increpar e insultar a los políticos no favorece la imagen del país y puede dañar y gravemente al turismo, una de nuestras pocas actividades que van bien.

El ajuste es duro y los sacrificios enormes, pero son de todos, porque entre todos tenemos que sacar adelante este país sin que vengan los «hombres de negro». Entonces, no habría piedad, ni excepciones. La propuesta de Rajoy nos afecta de una u otra manera a todos, aunque algunos colectivos, minoritarios pero muy dañados se salvan de algunas medidas. Pero, efectivamente, el sacrificio es generalizado. Los empleados públicos no pueden sentirse peor tratados. Qué me dicen de los autónomos o de los pequeños comercios y pymes, de los parados, de los jóvenes.

Quizá y a pesar de que las medidas contienen algunos recortes en la práctica de la política, es quizá aquí donde faltan más o donde echamos de menos más presión. El entramado administrativo tiene que adelgazar más y por ahí tienen que venir más reducciones de gasto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído