Esther Esteban – Más que palabras – Harakiri.


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Estamos en momentos confusos, donde las noticias no es que se fulminen en días sino en horas. Los españoles no tenemos crédito ni dentro ni fuera, los mercados hacen caso omiso a nuestros esfuerzos y la Europa, a la que tantos esfuerzos nos costó llegar, nos trata como a los desheredados de la tierra y mira hacia otro lado, tachándonos de pedigüeños cuando le suplicamos al BCE que nos libere un poco de la presión.

Sabíamos desde que el PP ganó las elecciones , que la izquierda iba a intentar tomar la calle que siempre ha creído suya, aunque las urnas le hayan dado la espalda, pero la chispa no ha saltado entre los seis millones de parados que nos dejó la herencia maldita de Zapatero, ni de las largas colas de ciudadanos bien vestidos de una clase media venida a menos, ni siquiera de la mítica imagen de los mineros. La chispa que ha llenado nuestras calles de reivindicaciones ha saltado del colectivo de funcionarios, los únicos que saben a ciencia cierta que no perderán sus puestos de trabajo, aunque su nómina a fin de mes sea cada vez mas escuálida.

Hemos entrado en otra dimensión , en una zona de alto riesgo social , que lejos de apaciguarse, irá en aumento si los mayores recortes de la democracia no surgen efecto rápido . Funcionarios, médicos, bomberos, policías, profesores y ciudadanos de todo tipo y condición han centralizado sus iras no solo en un gobierno desconcertado, sobrepasado por los acontecimientos diarios y sumido en la desesperación de quien sabe se ve obligado a hacerse el harakiri incumpliendo clamorosamente su programa electoral- sino el toda una clase política a la que se ha dibujado injustamente como una casta corrupta llena de privilegios.» El principal problema de España es la casta política corrupta (- verdaderas mafias ). Todos los demás problemas son culpa de ellos » se podía leer en varias de las pancartas que mostraban los manifestantes ante las sedes del PP y el PSOE en las calles Genova y Ferraz de Madrid.

La afirmación es demagógica e injusta porque ni todos los políticos son corruptos, ni todos se han subido al carro de la política para medrar, ni todos son unos desalmados que quieren cuidar su propio chiringuito de intereses y se aferran al sillón como un clavo ardiendo. Si es verdad que la política como servicio público ha sufrido una profunda degeneración en estos años de democracia. ¿Quién va a pagar esos abusos intolerables de despilfarro y magancia, de administraciones locales ,autonómicas y estatales que han derrochado a manos llenas, creyendo que el dinero público no es de nadie, que han convertido su espacio de poder en un cortijo opaco e infranqueable?, se preguntan todos mientras se desata la ira y braman justicia y expulsión inmediata de todos los que se han manchado las manos llenado sus bolsillos con dinero público que han manoseado hasta la nausea.

Los españoles necesitan cabezas de turco y ya no hacen distingos, van a por todos sean del partido que sean , incluso tiran huevos a los sindicatos que han permitido ,sin inmutarse, que esta situación se lleve gestando durante décadas a cambio de recibir sustanciosas subvenciones, por mirar hacia otro lado y mantener las calles en paz.

Aquí, quiera o no Rajoy no se trata de tomar medidas puntuales con el sueldo de los funcionarios, sino de hacer una liposucción en toda regla en la estructura administrativa. Todas las administraciones padecen obesidad mórbida y de tanto hablar de chocolate del loro han conseguido cebarlo hasta que ha estallado. Aquí se trata hacer una drástica reducción de los parlamentos autonómicos, eliminar asesores , enchufados de todo tipo, cargos a dedo, plantearse la supresión del Senado, agrupar ayuntamientos, ver la utilidad de las diputaciones, meter mano a tanto defensor del pueblo, cerrar embajadas autonómicas etc etc…

Esa es la cuestión y si los políticos españoles no lo ven, vendrá la intervención en toda regla y nos vamos a enterar de lo que vale un peine.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído