Fernando Jáuregui – Vacaciones «at home».


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Escucho a José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, decir, en una entrevista en la COPE, que los españoles deberían pasar sus vacaciones en España, en lugar de buscar destinos turísticos en el extranjero. Se trataría así de reactivar el turismo nacional, pese a que las perspectivas, dicen fuentes de este Ministerio, son «bastante buenas» para este año. España es «un país extraordinario» para pasar las vacaciones, dijo Soria en su arenga para que nos quedemos aquí en lugar de viajar fuera.

Tiene razón el atribulado -como todo el Gobierno_ ministro: España es un país extraordinario desde el punto de vista de los atractivos turísticos. Pero también es un país extraordinario, en cuanto que fuera de lo común, por otros motivos que el inteligente lector sin duda conoce, valora y comprende. Y es que no es corriente lo que nos está pasando.

Sospecho que, visto que cada españolito se ha empobrecido, por término medio, más de un treinta por ciento en los últimos meses, no nos van a quedar muchos recursos para emprender, en el ocio agosteño, viajes demasiado largos e imaginativos. Pasar las vacaciones en España va a ser, con suerte, no la mejor opción para muchos, sino la única opción. Aparte, claro está, de la de quedarse sin vacaciones, que cada vez son más cortas y menos «fastuosas», vamos a llamarlo así.

De manera que pasar las vacaciones en el interior de España en lugar de buscar destinos exóticos no es un acto de patriotismo, sino de necesidad. Aunque personalmente debo decir que a mí, en agosto, me encantan los destinos nacionales (en ningún sitio como en casa), entiendo que salir fuera enriquece los conocimientos, amplía la mente y supone un corte más radical con este espíritu deprimido, de nacional-pesimismo, que últimamente nos embarga.

Y, por cierto, ya que el señor ministro quiere, con mucha razón, fomentar el turismo nacional, tampoco hubiese estado de más que el Gobierno hubiese mantenido el IVA reducido para este sector, que al fin y al cabo es la gallina de los huevos de oro de este país nuestro. Y que hubiese tratado de evitar con mayor contundencia esa injusta huelga de ferroviarios precisamente cuando muchos nos marchamos a nuestros destinos en la costa. País.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído