Para echarse a llorar

No se si han caído en la cuenta de que estamos aplaudiendo a los
ladrones. De que a la hora de la verdad, cuando estábamos con el agua
al cuello, nos hemos agarrado como a un clavo ardiendo a los mismos
que manipularon las cuentas públicas, engañaron a la Unión Europea y
contribuyeron a meternos en este berenjenal.

La alternativa, por juvenil y desenfado que sea Tsipras, el lider de
Syriza, era tan estremecedora que hemos adoptado como socios, amigos y
casi hermanos a Samaras y Venizelos, sin reparar siquiera en que son
los líderes de la corrupta Nueva Democracia y el nefasto Pasok que han
destrozado a Grecia.

En politica internacional, como en los negocios, suelen primar los
intereses sobre los sentimientos, pero llama la atención que nadie, ni
siquiera en la Alemania de Frau Merkel, haya alzado la voz para
advertir al resto de la tripulación europea de que nos toca hacer la
travesía acompañados por esos dos facinerosos.

Son el mal menor, pero comparto la tesis de millones de atribulados
griegos, que proponen muy serios que se cojan de la mano y salten de
cabeza al vacío desde lo alto de la Acrópolis.

Hace un mes y como ningun partido o bloque llegaba a los 151 escaños
que garantizan la mayoría absoluta, nadie pudo formar gobierno y hubo
que repetir las elecciones.

Ahora y gracias a esa peculiaridad del sistema electoral heleno, por
la que el más votado se lleva un bonus de 50 –un sexto del
Parlamento–, la ND cuenta con 129 diputados que sumados a los 33 del
Pasok permitirán a Samaras presidir un gabinete de aluvión, en el
Venizelos también hará sentir su influencia, pero que se limitará a
aplicar las draconianas instrucciones de Bruselas.

Duro para un país, pero es lo malo de tirar sin tino de la tarjeta de
crédito. Al final, llegan las facturas y si no pagas te embargan la
cuenta del banco o lo que pillen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Alfonso Rojo

Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, abogado y periodista, trabajó como corresponsal de guerra durante más de tres décadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído