Abducidos por los marcianos

Las cosas son mucho mejores ahora de lo que lo han sido nunca en el planeta.

Para darse cuenta, basta recordar como eran los meaderos de las gasolineras, las huchas del Domund o las visitas al dentista, cuando todavía no creíamos que era imposible sobrevivir sin teléfono móvil en el bolsillo.

El actual es el mejor momento de la historia y nosotros, como occidentales, estamos en el lugar ideal para disfrutarlo, pero puedes pasar el día entero pendiente de los informativos de radio o televisión sin escucharlo una vez.

Abres The New York Times y te encuentras con que la noticia más enviada por sus lectores cuenta como se las arreglan los fabricantes de comida para “comerle el tarro” al ciudadano. Vas a La Repubblica y te das de bruces con un nuevo episodio en las “indecencias” del defenestrado Berlusconi. Le Monde titula con la represión en Siria. The Guardian subraya que la economía española tardará más que el resto de los países europeos en salir del hoyo.

Aquí, los pronósticos son todavía más sombríos: nos amenazan con subir los impuestos, la mafia china parece un saco sin fondo, en Cataluña la están montando parda, los proetarras de Bildu cambian hasta las señales de carretera en el País Vasco, Angela Merkel no nos ayuda ni la mitad de lo que debiera y la recuperación no se ve por lado alguno.

Nada de eso me ha llamado la atención. Lo que me ha estremecido es enterarme de que hay una “Generación ni-ni” y que el 54% de los jóvenes españoles no tiene proyectos ni ilusión.

Ni estudian, ni trabajan, temen vivir peor que sus padres y están deprimidos. Unos se van al extranjero -los menos- y otros se dedican a la ‘sopa boba’ y montar algaradas.

Pues uno echa la vista atrás, se acuerda del tiempo perdido haciendo el mamarracho en la Universidad, tratando de ligar con alguna convencida de que la habían abducido los marcianos o mirando las musarañas y llega a la conclusión de que “expectativas” tienen estos las mismas que teníamos nosotros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Alfonso Rojo

Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, abogado y periodista, trabajó como corresponsal de guerra durante más de tres décadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído