Luis del Val – Antología de mentiras y demagogias


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

La falsedad, el embuste y las argucias no son algo insólito y motivo de escándalo, sino uso cotidiano del lenguaje político y parapolítico. He aquí algunos pocos ejemplos:

1.- Montoro afirmando que los presupuestos generales del Estado nos van a sacar de la crisis.

2.- Cándido Méndez (32 años de jerarquía sindical sobre sus espaldas) asegurando que las huelgas generales sacudirán el panorama.

3.- Artur Mas (el torvo negociador: «si no aceptas, atente a las consecuencias») sosteniendo la falsedad de que España le roba dinero a Cataluña.

4.- Los ecologistas, con la cara verde fotosíntesis, manteniendo la trola de que España puede abastecerse de energía sin recurrir a las nucleares.

5.- Urkullu serenando los ánimos y anunciando, con piel de cemento armado, que no va de la mano de Artur Mas.

6.- Mariano Rajoy dando moral a la agencia tributaria y halagando su celo que sólo se ceba en arruinados autónomos, free-lances de medio pelo, sin atreverse jamás con los GDEC (Grandes Defraudadores Especialmente Conocidos).

7.- Los jerarcas del PP manteniendo la postura de poner orden en el derroche innecesario de las televisiones autonómicas, sin mover ni siquiera el dedo meñique del pie izquierdo.

8.- Los plañideros del terrible IVA de la cultura, que no pagan una puta entrada de teatro, ni se acuerdan de lo que es abonar dinero por un libro que no sea enviado gratuitamente por la editorial.

9.- Nosotros los periodistas, que, en demasiadas ocasiones, no ejercemos la libertad.

10.- La inmensa mayoría de los españoles que nos callamos para ser políticamente correctos y que nos sigan invitando a las bodas de los amigos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído