Esther Esteban – Más que palabras – Artur, cloacas y cambalache


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Apenas quedan cuatro días para las elecciones de Cataluña y casi nadie habla de los catalanes y de sus problemas. Se habla y mucho de corrupción, y la sombra de la sospecha planea sobre varios dirigentes de Convergencia Democrática de Cataluña. Se habla de corrupción y corruptelas de todo tipo, de financiación ilegal de los partidos, de aprovechamiento ilícito de sus cargos de varios dirigentes políticos y, en definitiva, de tráfico de influencias con el dinero de todos los ciudadanos. De hecho, de ser cierto todo lo que hemos leído estos días -las escandalosas acusaciones de enriquecimiento ilícito que figura en el informe de la UDEF- estaríamos ante uno de los casos de mayor corrupción política en España.

Es verdad que tanto Pujol como Mas han presentado una querella contra El Mundo, uno de los periódicos que está levantando estos días los escándalos. Pero también lo es que ni uno ni otro han desmentido que su partido haya cobrado, sistemáticamente, el 4% de comisión de los contratos de la Generalitat. De esto no han dicho ni una palabra, como tampoco el presidente de la Generalitat ha desvelado de donde procedía el dinero de la cuenta que su padre tenía en Suiza, con mas de dos millones de euros. Ha reconocido, eso sí, la existencia de la cuenta en el banco UBS y señalando categóricamente que jamás se ha beneficiado de ese depósito. Lo que está claro es que él es uno de los cuatro beneficiarios de la cuenta de su padre en Suiza -ya que éste falleció hace seis meses- y que no se haya beneficiado de los depósitos o que todavía no haya tocado un céntimo de ellos no significa nada. Lo que nos interesa saber y es la explicación que debía dar de forma urgente es, de donde salieron esos 2 millones de euros. Sólo así quedara aclarado si es cierto o no que su procedencia podía ser una» mordida» o lo que es lo mismo parte de las comisiones que, presuntamente, se llevaba su partido de las empresas que conseguían contratar con la Generalitat.

Pero independientemente de si este asunto figura en un informe de la UDEF que no ha solicitado ningún juez ¿es ilícito que la policía investigue un presunto delito por su cuenta? o si finalmente se tirará de este hilo para aclarar las cosas, hay hechos ciertos que no se pueden dejar al margen. Es cierto, por ejemplo, que Convergencia está involucrada en el caso Palau, por supuesta financiación ilegal, hasta el punto de que su sede central, está cautelarmente embargada y eso no es cualquier cosa.

Si hasta ahora el mensaje político del Presidente de la Generalitat era el «España nos roba» ahora la cuestión ha dado un giro y se presenta a sí mismo ante sus electores como una víctima de las «cloacas del Estado», como si todo lo relativo al caso Palau que investigan los tribunales, fuera un invento del Estado maltratrador… Buscar el enemigo exterior y hacerle objeto de todos los males es la especialidad de la casa nacionalista. Así mientras Artur Más califica de invento, manipulación y pura calumnia las informaciones que relacionan con el cobro de comisiones ilegales y las cuentas en Suiza, oculta cual ha sido su gestión en los dos últimos años en Cataluña.

No le hemos oído decir en ningún mitin, por ejemplo, que anteayer mismo Cataluña recibió 2.847 millones de euros para pagar los famosos bonos patrióticos. El dinero procede del fondo de liquidez autonómica, el mecanismo creado por el gobierno de España, ese que según Más le hostiga, para apoyar la liquidez de las comunidades autónomas. No le hemos oído decir que la Generalitat gana con el canje, que el interés que van a pagar a Montoro es muy inferior al que ellos ofrecieron a los que en su día compraron la deuda catalana. Tampoco hemos oído decir que en total está previsto que en este mes de noviembre, el mismo en el que se celebran elecciones, Cataluña va a recibir total 3.288 millones de euro en fondo en distintos pagos.

Eso no lo dice porque no interesa. No le interesa recordar a sus potenciales votantes que Cataluña ha tenido que ser rescatada por España !la gran madrastra! porque está al borde de la quiebra, una quiebra de la que él es , sin duda, en parte responsable. Ya veremos que ocurre cuando se abran las urnas, pero si Más no tiene mayoría absoluta, baja el nivel de su exigencia independentista y !por arte de magia! desaparecen estos turbios asuntos de los periódicos habrá motivos para sospechar que habido cambalache y cambio de cromos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído