Pedro Calvo Hernando – Le llamó a la responsabilidad.


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

A un año justo de las elecciones generales del 20-N que dieron la mayoría absoluta a Mariano Rajoy estamos muchísimo peor de lo que estábamos. Si de verdad llegaron a creerse aquella estupidez de que su sola llegada produciría efectos instantáneos y milagrosos, deben de estar desconcertados, perplejos y en actitud de no aceptación de lo sucedido en este año. Seguro que estaríamos ahora mejor si ellos no hubieran ganado las elecciones y este país no se habría engolfado en la sima del desastre social y de la involución política. No han cumplido ninguna de sus promesas electorales sino que al revés, han hecho todo lo contrario de lo que se decía en su programa. No sé, entonces, por qué siguen gobernando. Hasta se les ha desmandado el problema identitario que ellos habían enconado con sus locuras antiestatutarias y con sus firmas de apariencia anticatalana. Y para qué decir del paro, el PIB, la prima, los desahucios. Todos los indicadores, a peor, gobernando por decreto y elaborando unos Presupuestos para el 2013 sin sentido y sin lógica.

La última ocurrencia, que no la peor, es la de conceder a los extranjeros la carta de residencia por comprar un piso de 160.000 euros. Darán marcha atrás, como con La Princesa, si les complica mucho la vida. Pero no darán marcha atrás en los infinitos recortes en educación, sanidad y servicios sociales, el estandarte de su cambio de modelo de Estado hacia el régimen ultraliberal decimonónico, enterrando el Estado de Bienestar, que no era una maravilla, pero que defendía la dignidad de los ciudadanos. Solo se salvará si este pueblo persiste e incrementa su presión en las instituciones, en la calle, en los medios. No sólo por la senda del 14-N sino por todos los caminos, sin descanso, sin desesperanza. No excluyo una sacudida en la conciencia de Mariano Rajoy, el menos insensible y menos ideológicamente ultra de todos ellos, aunque el más responsable, porque es el presidente del Gobierno y de su partido. A un año justo del 20-N no está mal, modestia aparte, esta llamada a la responsabilidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído