Julia Navarro – Escaño Cero – Tirar la piedra y esconder la mano.


MADRID, 21 (OTR/PRESS)

Me parece a mí que ha llegado la hora de las explicaciones. Sí, desde el Ministerio del Interior o desde el de Hacienda se debe de aclarar de manera inequívoca si Artur Mas y Jordi Pujol están siendo investigados por formar parte de una supuesta trama de corrupción con cuentas irregulares en Suiza incluidas. Solo desde el Gobierno se puede aclarar si efectivamente Artur Mas está siendo investigado y por qué, y es de justicia que lo hagan.

En cuanto a Artur Mas resulta irresponsable que ante las acusaciones de que es objeto su respuesta sea la de envolverse en la bandera catalana intentando confundir a los electores. Artur Mas no es Cataluña, es un ciudadano catalán, relevante, sin duda, por su condición de presidente de la Generalitat, y es lisa y llanamente mentira pretender, como pretende, que cuestionarle a él es atacar a Cataluña. Reducir Cataluña al señor Mas es minusvalorar a Cataluña. Artur Mas asegura que son falsas las informaciones que viene publicando el diario «El Mundo» sobre supuestas actividades que tienen que ver con la corrupción y por eso ha acudido a los tribunales. Hace bien, tiene derecho a ello.

Ahora bien, de la misma manera que yerra Artur Mas envolviéndose en la bandera catalana para intentar defenderse de las acusaciones de corrupción, creo que se equivocan quienes creen que este asunto puede restar votos a Convergencia. Al igual que pasaba en la Comunidad Valenciana cuando todo apuntaba que su expresidente Francisco Camps había cometido irregularidades en su gestión y, sin embargo, los medios periodísticos valencianos, con alguna excepción, cerraron filas en torno a Camps, en Cataluña la prensa también parece cerrar filas en torno a Mas. Y no solo eso, hasta ahora los votantes no castigan a los que están inmersos en casos de presuntas corrupciones. Lo hemos visto en otras elecciones autonómicas, en el País Valenciano mismamente. Incluso en ocasiones se provoca el efecto contrario, es decir, el cierre de filas en torno al acusado.

Me parece a mí que muchos indecisos pueden movilizarse e ir a votar por Artur Mas precisamente porque pueden llegar a creerse que las acusaciones de corrupción son un «ataque» no a Mas sino a Cataluña. Por eso me parece urgente que de una vez por todas desde el Gobierno se aclare si efectivamente Hacienda está investigando al señor Mas, y si el famoso «informe» policial del Ministerio del Interior es o no un informe policial y quién lo ha encargado. Lo que no se puede es tirar la piedra y esconder la mano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído