Julia Navarro – Escaño Cero – Lo que es de todos.


MADRID, 27 (OTR/PRESS)

No me cansaré de defender el Estado de Bienestar. Por eso me parece una gran noticia lo que está sucediendo. Porque pocas veces tantos y tan diferentes se han puesto de acuerdo. Me refiero a los profesionales de la salud, médicos, enfermeras, ayudantes sanitarios, etc. El colectivo de profesionales de la salud, agrupado en distintas organizaciones, sindicatos, colegios profesionales, etc., intenta defender con uñas y dientes la sanidad pública, nuestra sanidad, que sin duda es una de las mejores del mundo, en realidad la «joya de la Corona».

Pero resulta que los partidos conservadores, llámense PP o Convergencia y Unió por no ir más lejos, han decidido «privatizar su gestión», que es la manera de privatizarla pero sin provocar alarma social. Pero los profesionales de la salud que saben de que va han decidido plantar cara y, por ejemplo, en Madrid durante dos días se ha llevado a cabo una huelga, amén de para protestar, para sensibilizar a los ciudadanos de lo que supondría la privatización de la red de salud hasta ahora pública. Y a esa huelga han ido todos, trabajadores de izquierda, de derechas, de centro, de todo el espectro político.

Quienes defienden la «privatización de la gestión» de los hospitales y centros de salud públicos lo hacen alegando que una habitación en un hospital público sale más cara que si ese hospital está en manos privadas. Mienten. Sí, mienten. Los datos aseguran todo lo contrario. Lo único cierto es que la privatización de la gestión de la salud es lisa y llanamente un negocio, un sustancioso negocio. Algunos se van a hacer ricos a cuenta de nuestra salud.

Pero el PP no se conforma con que desmantelar nuestro sistema público de salud, en su afán de remover los cimientos del Estado del Bienestar, quieren cobrar tasas prohibitivas por litigar en los tribunales, con lo que de ahora en adelante la Justicia solo estará al alcance de los que se la puedan pagar. Por no hablar de los recortes en Educación o en la Ley de Dependencia.

Sí, nos están privatizando la «gestión» de los servicios públicos en beneficio de intereses privados. Al tiempo que permiten que compañías que hasta hace poco eran rentables sean hundidas por sus actuales gestores como es el caso de Iberia. Algún día sus actuales responsables tendrán que explicar el fiasco de su gestión al frente de una compañía que ganaba dinero y que decidieron casi regalar a los británicos que son los que han sacado tajada y están haciendo negocio. Es una vergüenza que los actuales gestores de Iberia vayan a «regalar» a otras compañías las rutas a Iberoamerica-España que habían sido ese puente entre Europa e Iberoamérica, que ahora a lo que parece lo va a ser Francia e Inglaterra.

La ministra Pastor aboga por una solución al conflicto entre los trabajadores de Iberia y su dirección, y yo creo que lo tiene fácil: la ministra debe de salvar Iberia de sus actuales gestores. Esa es la mejor solución.

Con la excusa de la crisis nos están desmantelando el Estado del bienestar. Nos dicen que no nos lo podemos permitir. Yo creo que lo que no nos podemos permitir es el despilfarro de algunos políticos en asuntos que nada tienen que ver con el bien general. Claro que en época de crisis hay que ser austeros, gestionar mejor y ahorrar, pero todo esto no pasa, insisto, por desmantelar el sector público.

Se le atribuye a Alfonso Guerra haber dicho años atrás que después de que gobernaran los socialistas a España no se la iba a reconocer. Se equivocó. En realidad será después de que haya gobernado el PP cuando no podamos reconocer a nuestro país donde lenta pero inexorablemente se van desmantelando los servicios públicos. Suena fuerte decirlo, pero están rompiendo el «pacto social».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído