Pedro Calvo – Pena, amargura y vergüenza.


MADRID, 7 (OTR/PRESS)

El aniversario de la Constitución pasa sin pena ni gloria, como jamás había sucedido en estos 34 años. Lo que yo siento es pena, amargura y vergüenza en estos días y mi reflexión es que desde el Gobierno y su partido nadie cree en la Carta Magna, en consonancia con aquellos dirigentes de la derecha que no la apoyaron en su momento, aunque Fraga sí lo hiciera a la hora de la verdad. A estas alturas, las grandes innovaciones del texto fundamental de 1978 aparecen capitidisminuidas o simplemente burladas por una importante porción de la clase política, principalmente del PP gobernante, que se aplica con denuedo en su defensa cuando cree que va a favor de sus ensueños de turno y que la defenestra cuando piensa que va contra sus intereses o sus convicciones íntimas. Los contenidos sobre educación, sanidad y derechos sociales, que han sido básicos para cimentar el Estado democrático y de bienestar ya vemos que figuran como protagonistas de la banda social que sufre los ataques de los nuevos gobernantes. Y los contenidos más directamente políticos, idem de idem.

Los nombres del ministro José Ignacio Wert y del ex presidente de CEOE Gerardo Díaz Ferrán, por muy distintos motivos, acaparan estos días titulares de prensa e informativos de radio y televisión. El primero, por su gran empeño en trasladar a la realidad legislativa y fáctica las ensoñaciones ultraderechistas que le invaden. Por cierto, o yo estoy idiota del todo o cuando yo lo conocía y trataba este hombre no era así ni mucho menos. Y el segundo, por su terrorífica voracidad acaparadora y su presunto empeño en quedarse con lo que no es suyo y en engañar a Gobierno, instituciones, empresarios y ciudadanos. Políticamente, Wert se lleva la palma de los despropósitos y de las locuras privatizadoras y su ensañamiento contra la lengua y la cultura catalanas, que figuran entre nuestros más preciados bienes. Hasta aquí, algunas breves notas sobre el clima político y emocional que a muchos nos lleva, como dije, a la pena, la amargura y la vergüenza en el 34 aniversario de la Constitución Española.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído