Esther Esteban. Más que palabras – El chantajista y algo más.


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Dice Diego Torres, ex socio de Urdangarin que si hace públicos los e-mail que guarda puede hacer caer a la monarquía. Lo dice a modo de chantaje y se muestra ante todos como un chantajista de medio pelo, desesperado por el difícil futuro que le espera. Torres está apuntando nada menos que al Rey, enseñando parte de un supuesto botín de escándalos que atesora con el nombre de Córinna. Ha remitido una carta al juez instructor del caso Noos con correos electrónicos al parecer comprometedores para el Duque de Palma e incluye también un intercambios de correos con la princesa alemana.

Muchos creen que la trascendencia de estos mensajes no están lo que dicen, porque en realidad sólo demuestran que ella agradece las atenciones recibidas y que los empleados del Duque de Palma daban mucha importancia a su participación en algunos eventos. Lo único importante de lo que hemos leído es lo esos mensajes insinúan y si lo que pretenden insinuar es que la susodicha princesa ha recibido algún trato de favor por su cercanía al Rey, esas son cosas mucho más serias y palabras mayores, que habría que demostrar de otra manera.

Es verdad que la monarquía en España no atraviesa precisamente por el mejor de sus momentos, pero también lo es que la Justicia se basa en demostración de hechos y no en insinuaciones o simples maledicencias. Diego Torres está dispuesto hacer lo que sea para evitar ir a la cárcel, pero no parece que el chantaje sea precisamente lo más inteligente. Lo más patético de todo es que este señor junto a su socio lo que ha hecho durante todos estos años es aprovecharse de su cercanía y pertenencia a la casa Real y eso es precisamente lo que ahora él pretende echar en cara a la famosa Córinna. Sea como fuere lo que el juez no puede tolerar es que el socio de Urdangarin siga dosificando los documentos según su conveniencia para lograr un trato de favor a través de la extorsión.

Se ha dicho, y yo estoy de acuerdo, que el instructor debe exigir que se entregue todo lo más relevante del caso y si pretendiera seguir manipulando el procedimiento, lo más adecuado sería tomar contundentes medidas cautelares contra él.

Diego Torres lo que hace es enseñar la patita, intentar que Zarzuela se asuste y entre todos se busque una especie de apaño para no verse en prisión, pero ni es de recibo intentar chantajear a la monarquía ni ,desde luego, en un caso como éste la opinión pública toleraría que la vara de medir fuera distinta. Claro que los últimos días hemos visto casos de apaños , de acuerdos judiciales para evitar que algunos políticos cumplieran sus penas como el caso Pallerrols en el que la formación de Duran Lleida previo pago de 388.000 euros se ha evitado un enojoso juicio que hubiera puesto al descubierto la financiación irregular de esa formación, pero eso es una cosa y otra muy distinta que Torres y Urdangarin se vayan a ir de rositas por mucho que lo intenten por todos los medios. Eso en mi opinión no va a ocurrir .

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído